Ya son tres los países de América Latina que han comunicado casos de “hongo negro” ligado a la COVID-19. La mucormicosis sigue como epidemia en algunas regiones de India.Ya son tres los países en América Latina con casos confirmados de mucormicosis, enfermedad también conocida como ‘hongo negro’, ligado a la COVID-19. En Brasil se notificó su primer contagio, poco tiempo después de que anunciaran lo mismo en Uruguay y en Chile.


El Hospital de Clínicas de Sao Paulo emitió una alerta al Ministerio de Salud de Brasil en la cual reportó el primer caso de ‘hongo negro’ en un paciente que se contagió de coronavirus SARS-CoV-2, publicó el martes 1 de junio el diario local Folha de S.Paulo.


Se trata de una persona con 40 años con cuadro moderado de COVID-19 antes de tener esta rara infección fúngica que prolifera a un ritmo alarmante, especialmente entre los convalecientes de coronavirus.

El Hospital de Clínicas de Sao Paulo manifestó que el hombre no presenta ninguna comorbilidad asociada a la mucormicosis, como la diabetes, la leucemia o el virus de la inmunodeficiencia humana.

También en las localidades de Santa Catarina y Manaos tienen casos sospechosos de ‘hongo negro’. No obstante, especialistas ya opinaron que es improbable que Brasil sufra un brote similar al que atraviesa India desde hace varios días.

Desde la semana pasada al menos 19 regiones de India han elevado a la categoría de epidemia la mucormicosis tras detectar un número creciente de casos en pacientes de COVID-19.

Hace pocos días, Uruguay confirmó su primer caso de mucormicosis en el continente americano, un paciente uruguayo de 50 años con comorbilidades previas (diabetes) que presentó necrosis (muerte del tejido) en la zona de las mucosas, unos 10 días después de haber dado positivo a la COVID-19.

Luego el Hospital del Tórax en Chile también comunicó que “un paciente afectado por neumonía grave por COVID-19 presenta una coinfección ocasionada por un hongo filamentoso de nombre Mucor, que le produjo Mucormicosis”.