El sospechoso fue apresado horas después de la pareja de la víctima, quien confesó haber asesinado a Sandra Marilin Carricaberri (43) y luego abandonar su cuerpo en un descampado para hacerlo pasar por un abuso sexual.

Otro hombre fue detenido en las últimas horas acusado de haber participado del femicidio de Sandra Marilin Carricaberri, de 43 años, a quien encontraron asesinada este martes en un descampado del partido bonaerense de Merlo.

El segundo detenido fue identificado como Marcelo Alejandro Zárate, de 32 años, hermano del femicida Sandro Fabián Zárate, de 45, pareja de Carricaberri, que está aprehendido desde este miércoles por orden de la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial de Morón.

Ambos hermanos, pareja y cuñado de la víctima, serán indagados en las próximas horas acusados del presunto delito de “homicidio agravado por mediar violencia de género”.

Voceros policiales informaron que la mujer asesinada estaba domiciliada en Juan Larsen al 1000, a unos 400 metros del descampado donde fue hallada asesinada el martes.

Tras el hallazgo, efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Morón y de la Comisaría 3° de Merlo se dirigieron a la vivienda para contactar a la pareja de la mujer.

De acuerdo con las fuentes, el hombre comenzó a contradecirse ante las preguntas de los agentes, por lo que se quebró en llanto y confesó haber sido el autor del femicidio.

El lugar donde fue hallado el cuerpo de Sandra Carricaberri.

Siempre según su relato ante la Policía, el hombre sostuvo que no toleraba las presuntas infidelidades por parte de Carricaberri, respecto de quien dijo que abandonó su casa en reiteradas oportunidades y era adicta al alcohol.

Zárate relató que, el martes cerca de las 4, la mujer regresó a la vivienda después de ausentarse durante varios días y en aparente estado de ebriedad, lo que motivó una discusión en plena vía pública, en la que la asesinó a golpes con una piedra y un palo en el descampado ubicado en la calle Iwanosky entre Ernesto Renán y Blanco Encalada.

Fuentes policiales indicaron que el hombre señaló que luego la desvistió para simular que se había tratado un ataque sexual.

Pese a su confesión ante la Policía, ésta no tiene validez legal hasta tanto la ratifique o rectifique en la declaración indagatoria ante la fiscal Suárez Corripio.

La funcionaria judicial también impartió directivas para un allanamiento en la vivienda donde convivía la pareja y el secuestro de prendas de vestir y otros elementos de interés.

El cadáver de Carricaberri fue encontrado en el fondo de un vivero ubicado detrás del club deportivo El Remanso, en el barrio El Pericón de Merlo, al oeste del conurbano.

Voceros policiales y judiciales informaron que el cuerpo de la víctima fue hallado por otras mujeres, quienes dieron aviso de inmediato al teléfono de emergencias 911.

El cadáver de la mujer estaba semidesnudo, tapado con una campera, con un palo sobre el rostro y una piedra al costado.