Peque se impuso en tres sets frente al esloveno. El argentino espera ahora por Kohlschreiber o Karátsev. Defiende los puntos de las semifinales a las que accedió en la edición 2020.

Otro buen triunfo de Diego Schwartzman en Roland Garros. El tenista argentino se metió en tercera ronda al vencer al esloveno Aljaž Bedene en sets corridos y espera rival que saldrá del partido entre el alemán Kohlschreiber y el ruso Karátsev.

El Peque jugó bien y mostró un mejor rendimiento que en partidos anteriores. El contundente triunfo por 6-4, 6-2 y 6-4 sobre Bedene (54°) habla por sí mismo y genera buenas sensaciones para el desarrollo de la competencia, donde defenderá las semifinales a las que llegó en la edición 2020.

En el anterior turno, Federico Coria quedó eliminado ante Matteo Berrettini por 6-3, 6-3 y 6-2. Más tarde se presenta Facundo Bagnis frente al alemán Jan-Lennard Struf.

Para el Peque sería muy importante encontrar una regularidad en el juego que le permita hacer un gran torneo sobre el polvo de ladrillo parisino, y de esa manera recuperar la confianza que fue perdiendo en los primeros meses del año con eliminaciones tempraneras en torneos en los cuales tenía expectativas de sumar puntos y llegar más lejos.

Schwartzman está actualmente entre los diez mejores del ranking ATP (10°) pero al tener que defender 720 puntos en Roland Garros, si no se acerca a semifinales podría retroceder algún puesto cuando se carguen los puntos del torneo.