Sólo Carlos Tevez sabe qué dirá esta tarde, en una conferencia de prensa que brindaría en Boca, para anunciar la decisión que tomó sobre su futuro y en a que todas las hipótesis están en carrera aunque la de la permanencia en el club es la que menos cotiza en bolsa.

El retiro o la salida del club pican en punta y tienen en vilo a los hinchas. Después de decir lo que tenga para decir, el delantero se irá de vacaciones a Miami con su familia.PUBLICIDAD

El capitán del Xeneize tiene contrato hasta el 31 de diciembre de 2021, pero con una cláusula de salida el 30 de este mes. En este contexto de desgaste del futbolista con el presente del equipo pero fundamentalmente con la cada vez más erosionada relación que tiene con Juan Román Riquelme y con los integrantes del Consejo de Fútbol, que el futuro lo encontrará lejos de La Bombonera.

El ídolo, a quien se lo notó desganado el lunes en la eliminación de las semifinales de la Copa de la Liga ante Racing, evalúa desde hace tiempo su situación en Boca y en las últimas horas tomó una decisión junto a su familia.

Como cada vez que termina una temporada, aunque esta vez con mayor vigor, se abrió el interrogante sobre el futuro del Apache, que tiene 37 años y su estado anímico no es el mejor desde la muerte de su padre en febrero de este año.

Entre las posibilidades que analiza Tevez está la opción del retiro de la actividad profesional o continuar su carrera en el exterior, ya que tiene dos ofertas importantes de clubes de la MLS de Estados Unidos.

En enero descartó el retiro, pero…

“No estoy preparado para el retiro, no tengo sensación de vacío y de no tener nada. Cuando me toque eso, daré un paso al costado. Hoy tengo las mismas ganas de seguir saliendo campeón con esta camiseta”, señaló Carlos en enero de 2021 cuando le preguntaron por el futuro de su carrera. Hoy esta opción parece haber madurado un poco más.

Unos meses antes, en junio de 2020, había dicho que un nuevo viejo horizonte como futbolista podía ser posible: “Yo en Boca jamás hablé de plata, me parece que es justo que Boca quiera ver cómo estoy y yo también para ver si juego seis meses y veo como estoy y después ver si me voy a Corinthians o en West Ham, la posibilidad la dejo abierta, no quiero ser esclavo de mis palabras, después veo, esa es la realidad”.