El miércoles, el cantante publicó que, aunque no se consideraba macrista, quería sacarse una foto con el ex presidente para enojar a los “K”.

El Dipy pasó de ser un referente de la cumbia a ser una nueva voz política en los últimos tiempos. Levantando la bandera del “pueblo trabajador”, vertió sus opiniones sobre la actualidad argentina y lo transformaron en un gran nombre de la oposición. Prueba de ello, en las últimas horas pudo almorzar con el ex presidente Mauricio Macri y lo contó en las redes.

A pesar de no considerarse macrista, gran parte de sus seguidores en las redes y en los programas a los que fue como invitado sí lo es, por lo que es reconocido dentro de ese espectro político.

Como además de opinar también le gusta ser irreverente, el miércoles escribió un tuit muy provocador: “Podrido me tienen diciéndome macrista. Ni lo conozco a Macri. ¿Tanto quieren que lo conozca? ¿Qué les pasa… Si no pienso como ustedes soy de Macri?”.

Y continuó con un insólito pedido: “Me cansaron. Solo por el placer de verlos reventar de bronca a los ‘K’, le voy a pedir una foto”.

Pero no todo quedó allí, porque a pesar de tratarse de una broma, el ex presidente se lo tomó en serio y le contestó. “Cuando quieras hacemos la foto”, dijo Mauricio citando la publicación del músico.

Y a pesar de las restricciones de la pandemia, no pasó mucho para que el sueño del Dipy se convierta en realidad. El jueves al mediodía, Macri y El Dipy almorzaron juntos y se sacaron la mentada “selfie”.

¿Qué pedí? Foto… ¿Y qué pasó? salió selfie con Mauricio Macri”, dijo orgulloso en la misma red social, adjuntando la esperada imagen.

“¡¡Hasta almuerzo pegué!! Besis para todes”, cerró con ironía.

La publicación se llenó de likes y respuestas, a favor y en contra del creador del PRO, dando rienda suelta a la famosa grieta.

En otro tuit, el cantante aseguró que pagó su cuenta.