Se trata del segundo decomiso del elemento en menos de un mes en la India, luego de que se encontraran más de 7 kilos a principios de mayo. No se sabe si ambos episodios están ligados.

La Policía de la India incautó seis kilogramos de uranio radioactivo y arrestó a siete personas que al parecer intentaban venderlo. El hecho ocurrió este jueves tras una serie de redadas en diferentes sitios del distrito de Bokaro (Jharkhand), en el noreste del país, informaron medios locales.

El elemento fue recuperado en pequeños paquetes de distintos pesos que habían sido confiados a un traficante de la región, cuya pista estaba siendo seguida por las autoridades. El hombre había distribuido el uranio entre varios cómplices que debían encargarse de buscar clientes. Los arrestados forman parte de una banda interestatal conectada a un red nacional que lo comercia ilegalmente.

Este peligroso material, que bajo condiciones de alta pureza puede ser utilizado para la fabricación de armas nucleares, será enviado a expertos para que lo analicen. La Policía trata de determinar quiénes compran el producto y con qué propósito. The Times of India calcula que un kilogramo de uranio se vende por cerca de 250.000 dólares en el mercado global. “Aún no está claro cómo consiguieron el metal radiactivo”, señalan desde la Policía. En la India su posesión sin licencia se considera ilegal y puede acarrear un severo castigo.

Este es el segundo decomiso de uranio que se produce en menos de un mes en el país asiático, luego de que a principios de mayo se encontraran más de 7 kilos en el estado de Maharashtra. Los investigadores intentan esclarecer si ambos episodios están ligados entre sí.