Varias personas arrojaron en dos eventos distintos cabezas humanas frente a dos mesas de votación de Tijuana, durante la celebración este domingo de las elecciones intermedias

En la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California, un hombre se acercó a la casilla 1440, localizada en la calle Hacienda de las Palmeras, fraccionamiento Terrazas del Valle, y arrojó una cabeza humana para después darse a la fuga.

El hallazgo provocó que se interrumpiera proceso electoral en la casilla. Testigos aseguraron que el presunto responsable fue un sujeto que huyó a pie tras dejar los restos y hasta el momento no ha sido localizado.

Dicho incidente ocurrió sobre las 09.00 hora local (16.00 GMT) y unos cuarenta minutos después en otra calle de esta fronteriza ciudad otra persona lanzó restos humanos dentro de dos bolsas a unos cien metros de distancia de otra mesa de votación.

Pasado el mediodía, otro suceso similar ocurrió en la colonia (barrio) Mariano Matamoros, cuando se lanzó otra cabeza humana.

En Mexicali, otra de las ciudades más importantes de la región, también se registraron varios incidentes.

El primer reporte del día en Mexicali se dio de madrugada cuando un grupo de hombres armados dispararon a las oficinas de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo a las autoridades locales, en el sitio se encontraron 32 cartuchos percutidos, así como daños materiales a paredes y ventanas del edificio de al menos dos pisos.

No hubo personas detenidas ni tampoco lesionados.

Horas después, otro comando armado robó boletas electorales de un par de colegios electorales de Mexicali.

El Instituto Estatal Electoral de Baja California (IEEBC) hasta el momento no se ha pronunciado sobre estos hechos.

Este 6 de junio más de 93 millones de mexicanos están llamados a las urnas para renovar a más de 20.000 cargos. Entre estos, los 500 legisladores de la Cámara de Diputados, 15 de 32 gobernadores, 30 congresos locales y 1.923 ayuntamientos.


Los comicios han estado marcados por la violencia al sumar al menos 91 políticos asesinados desde septiembre, 36 de los cuales eran candidatos.

Además, se han registrado más de 910 agresiones contra políticos y candidatos, superándose de largo la cifra récord de 774 agresiones de 2018, cuando hubo elecciones presidenciales, federales y locales.