Rolando y Daniel Lezana tenían 38 y 43 años; hondo pesar de familiares y amigos en las redes sociales; la provincia registra picos de casos y fallecidos por la pandemia

En el parte diario correspondiente a la jornada de ayer del Ministerio de Salud de esta provincia, que suele emitirse en los primeros minutos del día siguiente, se informaron trece muertos por coronavirus. Dos de ellos son los hermanos Rolando y Daniel Lezana, de 38 y 43 años, respectivamente: ambos vivían en la capital santiagueña y fallecieron a causa de Covid-19 con diferencia de horas entre sí.

Según trascendió, uno de ellos tenía antecedentes cardíacos, en tanto que el otro no presentaba comorbilidades. Conocida la triste noticia, las redes sociales se inundaron de saludos y mensajes de despedida de familiares y amigos de los hermanos. Oscar Lezana, primo de los fallecidos, escribió en su cuenta de Facebook: “Es tan difícil entender, primos. Maldito Covid. Dios los reciba en su Santa Gloria, primos, y les dé descanso eterno y desde allí le den fortaleza y consuelo a su madre y a toda la familia”, y acompañó el posteo con una foto de ambos.

Otro de sus familiares, también primo, Nicolás Lezana, despidió a Daniel, el segundo de los hermanos en morir, horas después de Rolando, a quien también le había dedicado una publicación: “Mi Dios, cuánto dolor para la familia. Primero Rolando, ahora vos primo. Daniel, estás volando junto a tu hermano. Lamentablemente Daniel, hermano de Rolando, también acaba de partir. Señor, te pido fortaleza para mis tíos y primos, en especial para mi tía Raquel”.

Durante mayo, en esta provincia se dio el récord de casos positivos, 14.582, y también de decesos, que sumaron 182. En lo que va de este mes, en los primeros cinco días ya se registraron 53 muertes, cifra que permite entrever que este mes –de no darse una abrupta caída en los contagios diarios y en el nivel de ocupación de camas de terapia intensiva– superará al anterior en números de contagios y fallecimientos por Covid-19.

En el caso de los hermanos Lezana, se trata de personas de una franja etaria que el virus, según especialistas, “ataca más fuerte que en un principio” por las nuevas variantes. En los últimos dos meses, el promedio de edad de muertes en esta provincia bajó de casi 70 años a 60; los médicos lo atribuyen a la vacunación masiva de adultos mayores y la agresividad de las nuevas cepas en personas más jóvenes.

Datos acumulados
El plan de vacunación en Santiago del Estero apuntará, desde el martes, al segmento de entre 45 y 49 años con o sin factores de riesgo. Luego irá “bajando de 40 a 44 y así hacia abajo en las edades, sin distinguir si tienen o no enfermedades preexistentes”, indicaron desde el Ministerio de Salud local. Según el monitor de vacunación nacional, a la fecha en esta provincia fueron inoculadas 285.688 personas, de las cuales 216.563 tienen la primera dosis y 69.125, las dos. Hasta hoy, llegaron 373.857 dosis.

El último parte de la cartera sanitaria da cuenta de 48.550 infectados acumulados, de los cuales 32.439 ya superaron la enfermedad y 16.374 permanecen activos. Asciende a 556 el total de decesos. Los dos picos de muertes en un día se dieron el 30 mayo y el pasado viernes, con 17 fallecidos en ambos casos. La circulación en Santiago está permitida de 6 a 22 y las clases son virtuales en toda la provincia.