Ni los centros de salud se salvan de la delincuencia de Santa Fe. Prueba de ello es lo que pasó durante la madrugada del martes en el dispensario de La Guardia donde autores ignorados robaron elementos y causaron daños.

Del hecho se supo cerca de las 2 cuando personal de la subcomisaría 6ta. recibió un aviso del servicio de emergencias 911, dando cuenta que en dicho efector habría 3 individuos sospechosos.

Ni bien los uniformados llegaron al lugar (Ruta Provincial 1, altura del kilómetro 0,5.)  observaron que la alarma de exterior se encontraba arrancada y tirada dentro de un cantero que se encuentra ubicado en el frente del local.

Luego constataron que del lado derecho del inmueble un ventiluz estaba con sus rejas forzadas, lo que hizo presumir que por allí pudieron haber ingresado los malvivientes.

Al observar desde el exterior los agentes no advirtieron desorden dentro del dispensario. No obstante luego de ingresar a dicho predio concluyeron que la torre de agua posee la ventana forzada, desde donde aparentemente habrían sustraído algún tipo de elemento.

Como es de rigor poco fueron comisionados los peritos de la repartición dando conocimiento de lo sucedido a la fiscal en turno Dra. Urquiza quien dispuso una serie de medidas.