Los ataques a tiros tuvieron lugar en Valparaíso al 2800, Fader al 2800, Cullen al 3300, Villa del Parque al 4200 y Bloomberg al 2600


Las balaceras en Rosario es un delito que no cesa. Este lunes, entre la tarde y la noche, se reportaron cinco ataques a tiros en los que no hubo personas lesionadas. El domingo, en medio de un tiroteo entre ocupantes de dos motos, un nene de 8 años resultó herido en la zona norte de un disparo en el glúteo.

La primera balacera informada de esta violenta seguidilla fue en Cullen al 3300. A distintos metros de distancia dentro de la misma cuadra se secuestraron 13 vainas servidas calibre 9 milímetros. Los vecinos no aportaron información sobre el hecho al Comando Radioeléctrico.

La zona norte volvió a ser escenario de estos ataques a tiros. Primero fue en Villa del Parque al 4200, donde dos personas en moto dispararon contra el portón de una casa, donde se constataron siete impactos. En el lugar solo se secuestraron dos vainas servidas en la calle.

El segundo hecho en ese distrito fue en Bloomberg al 2600, donde se incautaron 9 vainas servidas y un impacto en una casa que atravesó la pared e ingresó a un domicilio.

Por último, en Fader al 2800, en barrio Godoy, tiraron contra una casa y un Suzuki Fun que estaba estacionado. No hubo heridos y se encontraron muchas vainas en la vía pública.

También en la zona oeste, pero en Villa Banana, hubo una balacera. Fue en Valparaíso al 2800, donde se encuentra una casa que recibió al menos dos tiros que pegaron en la fachada.