El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires fue a un vacunatorio después de la conferencia de prensa donde anunció la apertura de la inscripción para mayores de 50 años.

Casi seis meses después de comenzada la campaña de inmunización en la Argentina, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, tuvo su turno para vacunarse en la Ciudad de Buenos Aires y aprovechó para dejarle un conmovedor mensaje a la enfermera que lo atendió.

“Siento emoción al ver cómo nos estamos cuidando como comunidad y la esperanza de que falta cada vez menos para dejar atrás este momento de tanto dolor”, escribió.

Quirós, de 58 años, se había empadronado para ser vacunado la semana pasada, cuando él mismo anunció que podrían empezar a inscribirse.

(Foto: Twitter)

En tanto, junto a tres fotos que retratan el momento, agradeció a la enfermera Yanina que lo atendió “con tanta amabilidad”. Y agregó: “En nombre de ella, a todo el equipo que trabaja con tanto esfuerzo para hacer posible esta gran campaña de vacunación”.

La Ciudad comenzó la inscripción para la vacunación de los mayores de 50 años
La Ciudad de Buenos Aires abrió este martes la inscripción para la vacunación de todos los vecinos de 50 a 54 años, luego de la habilitación la semana pasada para los de 55 a 59 años y continúa abierto para todas las personas contempladas en las instancias anteriores.

Según se informó, en los próximos días se iniciará con la asignación de turnos a medida que se reciban nuevas dosis por parte del Gobierno nacional.

La decisión fue tomada en base a que la edad es el principal factor determinante para que una persona desarrolle una enfermedad grave o mortal.

Quirós destacó que espera que continúe la caída en la cantidad de contagios de coronavirus para aliviar el “estrés de los trabajadores” de la salud, sobre quienes afirmó que se evalúa cuándo se les podrá “dar descanso” tras varios meses de intensa actividad.

“Hace tres semanas tuvimos un pico de 2.700 casos promedio por día y desde entonces ha estado descendiendo: esta última semana más intensamente”, sostuvo el funcionario de la Ciudad.

En conferencia de prensa, el titular de la cartera sanitaria de la Capital Federal remarcó que “igual, no es suficiente, hay que seguir descendiendo todavía”.

En ese sentido, el integrante del Gabinete del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, advirtió sobre el “estrés de los trabajadores” de salud, y señaló: “Estamos evaluando permanentemente cuándo les podemos dar descanso”.

De cara a la nueva etapa de restricciones, ya que el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) vigente vence el próximo viernes, Quirós indicó que “va a ser muy importante observar la situación epidemiológica de esta semana” para poder definir cómo continuar.

“Estamos mostrando la de la semana anterior, que ha mostrado el impacto de nueve días de mucho esfuerzo. Cuando podamos ver los datos de hoy, mañana y pasado, ahí vamos a tener una idea clara y dialogar sobre cómo continuar la semana que viene”, explicó.

Además, insistió en que la presencialidad de la escuela primaria “no modifica la realidad epidemiológica de la Ciudad” porque “es una escolaridad muy barrial, muy territorial”.

“Lo último que se cierra es escuela, sobre todo la primaria, porque el daño a los niños es muy alto y el riesgo que conlleva en la circulación social es muy pequeño”, agregó.

Para mitad o fines de la semana que viene podremos alcanzar el objetivo de vacunar al 40 por ciento de la población de la Ciudad.

Hasta el momento, la Ciudad registró un total de 426.495 casos positivos de coronavirus, enfermedad que causó 9.890 muertes.

En lo que respecta a la campaña de vacunación, el distrito recibió 1.353.712 dosis, de las cuales aplicó 1.311.361: el 33,38 por ciento de la población total de la Ciudad cuenta con al menos una dosis.

“Para mitad o fines de la semana que viene podremos alcanzar el objetivo de vacunar al 40 por ciento de la población de la Ciudad”, manifestó Quirós.

En tanto, hoy comenzó el empadronamiento de todas las personas mayores de 50 años, sin importar el trabajo que tienen ni su estado de salud.