El tenista intensificó su puesta a punto para poder estar en la cita olímpica de Tokio en 45 días. En marzo de este año se operó por cuarta vez la rótula.

A fines de marzo, Juan Martín del Potro se operó por cuarta vez de la rótula de la rodilla derecha y se prometió hacer todo lo posible para volver cuanto antes al circuito. El gran objetivo que se puso en aquel entonces fue claro: participar de los Juegos Olímpicos de Tokio, a fines de julio. Si bien no será sencillo, evoluciona de manera muy favorable y crece el optimismo.

El tenista argentino publicó en sus redes sociales parte de su recuperación y cómo empezó a pegarle en una cancha. Se lo ve con una férula en su pierna derecha y casi estático cuando conecta con la bola. Hay golpes de drive, revés y hasta algún que otro saque.

Jorge Chahla, el especialista argentino que estuvo a cargo de la última cirugía, dejó en claro que la lesión de Delpo es “recuperable”. “No tengo dudas de que Juan Martín va a poner todo de sí para volver. Tengo mucha confianza de que lo va a poder lograr. Clínicamente viene progresando y evolucionando mejor que un paciente normal, te diría que del 99% de los pacientes”, afirmó.

“Viene entrenándose fuerte con el fisioterapeuta, también lo hace solo en el gimnasio, con buena nutrición y disciplina. Él está muy contento, enérgico con la rehabilitación y ansioso de los siguientes pasos porque le van a traer más adelantos”, explicó el médico tucumano durante una entrevista con La Nación.

“Nosotros confiamos en que volverá a jugar al más alto nivel y sin molestias. En cuanto al tiempo, dependerá de muchos factores”, continuó Chahla, que detalló los próximos pasos a seguir: “A partir de ahora incrementará los ejercicios de fortalecimiento. Ya se le saca la férula, camina sin asistencia. Está con energía y eso es una ayuda a la parte de mental, porque empuja. Comenzará con la pileta, corriendo en el agua. Y dentro de poco ya podría empezar a golpear en la cancha con algunos desplazamientos. Lo veo sin miedo. No siente que no pueda y eso le tiene que marcar las pautas”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que Del Potro diga presente en Tokio, Chahla dejó las puertas abiertas. “Es un objetivo que tiene Juan. Iremos viendo su progreso, pero hasta ahora ha respondido de una forma excepcional”, concluyó. El sueño, está claro, sigue intacto.

Del Potro sufrió la primera lesión en la rótula en octubre de 2018 en el Masters de Shanghai. Por entonces se sabía que se trataba de una lesión complicada como finalmente resultó.

En el medio pudo volver a jugar en 2019, pero tuvo que parar y operarse por primera vez después de 12 partidos. Se esperaba que esa cirugía solucionara el problema, pero los dolores continuaron y tuvo que volver al quirófano en Miami, en enero de 2020.

En septiembre del mismo año viajó a Suiza y se atendió por el especialista recomendado por Roger Federer, que también lo operó sin los resultados esperados.

Fue en marzo de 2021, luego de probar con tratamientos alternativos, que se decidió a hacer el último intento en un quirófano. Esta oportunidad es “la definitiva”, como publicó él mismo en las redes sociales.