Una mujer aportó datos que ubican al joven desaparecido a 1.800 kilómetros de donde fue visto por última vez. “Espero que sea él, sino sería una desilusión horrible”, dijo su hermana al conocer la noticia.

A punto de cumplirse tres meses de la desaparición de Tehuel De la Torre, el joven de 21 años que salió de su casa en San Vicente para ir a una entrevista de trabajo de la que nunca volvió, la declaración de una testigo abrió una nueva línea de investigación y ahora lo buscan en la ciudad santacruceña de Caleta Olivia.

La causa dio un inesperado giro en las últimas horas después de que una vecina de la provincia de Santa Cruz asegurara haber visto a Tehuel caminando solo por las calles de la ciudad de El Gorosito. Ante esto, la fiscal del caso Karina Guyot pidió articular las medidas necesarias para seguir esa pista, que ubicaría al chico desaparecido a casi 1.800 kilómetros de donde fue visto por última vez el 11 de marzo pasado.

El pedido de la representante del Ministerio Público Fiscal indica que “se requiere un grupo operativo para que realice tareas en la localidad de Caleta Olivia, incluyendo carteles con imágenes de Tehuel, debiendo remitir fotografías en los comercios, difundir en medios radiales y televisivos de la zona”, precisó el portal La Opinión Austral.

La mujer les habría dicho a los investigadores que vio a “alguien parecido a Tehuel” que andaba caminando solo en la calle, pero supuestamente habría sido “hace un mes”. Pese a que la testigo no pudo dar mayores precisiones, una fuente judicial confirmó al mismo medio que su testimonio fue suficiente para investigar esa línea.

Por su parte, Verónica Alarcón, hermana de Tehuel, dijo a Télam que se enteró del pedido de búsqueda en la Patagonia pero que con la familia todavía no se contactó ninguna persona que le pudiera dar detalles sobre la nueva pista.

Tehuel fue visto por última vez el pasado 11 de marzo cuando se dirigió desde su casa de San Vicente a la localidad de Alejandro Korn para ver a Luis Alberto Ramos, actualmente detenido, quien le había ofrecido un trabajo de mozo en un evento. La semana pasada más de 100 efectivos policiales realizaron rastrillajes en dos predios de esa zona en busca de restos, pero no hubo resultados.

Sin embargo, un día antes se realizó un allanamiento en la casa de la madre de Ramos, donde se secuestraron dos teléfonos celulares, dos mochilas y billeteras que serán peritadas para incluirlas en el expediente.

Ramos reconoció haberse encontrado con Tehuel el 11 de marzo a las 16.30, pero sostuvo que no fueron a ningún evento y que cada uno se retiró por su lado, pero su versión no pudo ser corroborada y la fiscal Guyot pidió su detención. Además, en su domicilio se encontró un teléfono incendiado y algunas prendas de vestir que podrían pertenecer al joven desaparecido.

Además de Ramos fue arrestado un segundo sospechoso. Se trata de Oscar Alfredo Montes, un chatarrero de 46 años con antecedentes penales por abuso sexual, a quien la fiscal Guyot le imputó el mismo delito que a Ramos: “encubrimiento en concurso real con falso testimonio”.

Tehuel De la Torre tiene contextura robusta, tez blanca, cabello corto de color oscuro y mide unos 1,56 metros.

“Espero que sea él”

Verónica, una de los nueve hermanos de Tehuel, dio una entrevista a LU12 AM680 y afirmó: “Espero que sea él y no que sea otra persona, sino sería una desilusión horrible, es una luz de esperanza para nosotros”.

Pese a la inevitable ilusión que surgió tras la aparición de la testigo, la joven fue cauta y señaló: “Me parece muy raro. Era una persona que le decía siempre a la pareja dónde estaba y qué hacía. Aunque no pierdo las esperanzas, me parece muy raro que estuviera en otro lado, o que no avisara”.