Un documento difundido por el programa Telenoche incluye entre las personas presuntamente privilegiadas a familiares del director y un histórico dirigente del peronismo santafesino que es ingeniero y figura como “personal de salud”.

Un documento difundido este miércoles en el programa Telenoche Rosario (El Tres) contiene los nombres de las personas que presuntamente habrían sido privilegiadas en el “vacunatorio VIP” del hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

Entre los supuestos beneficiados –que ahora formarán parte de la investigación administrativa y judicial– figuran la cónyuge y otros familiares del director, Rubén Balestrini –sería el dueño de una estación de servicio– y el histórico dirigente del peronismo, Alberto Joaquín, quien tiene un cargo en el directorio de la Empresa Provincial de la Energía (EPE).

La vacunación de Joaquín –de 78 años– fue en Granadero Baigorria en febrero cuando se estaba todavía aplicando la primera dosis al personal de salud

En la ficha Alberto Joaquín, que es ingeniero y vicepresidente de la EPE,  aparece vacunado el 2 de febrero en el Eva Perón cuando no se aplicaban dosis a adultos mayores en hospitales.

Según información que difundió el programa Telenoche Rosario, esa inoculación generó malestar entre empleados y gremios de la EPE ya que vienen reclamando la vacuna para el personal que trabaja en la calle en distintos operativos de la empresa de energía.

Qué dijo Joaquín

Alberto Joaquín comentó los motivos por los que fue vacunado a principios de febrero, cuando se estaba en la campaña de inoculación al personal de salud. https://e8de84a51d8ab1c40584d1e735d44ea1.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

“A los 78 años asumí la vicepresidencia de la EPE, ad-honorem. Pese a todas las dificultades que la pandemia generaba fui cumpliendo con las múltiples obligaciones que el cargo exigía. A mediados de enero de este año tuve una recaída en mi condición de hipertenso. Como esto potenciaba los riesgos que ya estaba corriendo, y perteneciendo la empresa a un sector esencial, solicité que se me vacunara para poder continuar cumpliendo con las exigencias que el cargo demanda”, expresó.

Luego indicó que la vacunación “se realizó en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria los días 2 de febrero y 11 de marzo”.

“Facilité mi documento y pedí que mi acto fuera agendado como corresponde y se me entregara el carnet correspondiente. Muy lejos está de mí persona la supuesta participación en un vacunatorio VIP que muy livianamente me han adjudicado”, concluyó el ingeniero.

¿Intervención?

El secretario de Salud de Santa Fe, Jorge Prieto, aseguró que el gobierno provincial abrió una investigación para determinar si hubo irregularidades al aplicar vacunas en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria y comparó la situación con lo ocurrido en Reconquista, donde el centro de salud cuestionado fue intervenido.

“Ni bien ingresó la denuncia, se inció la investigación administrativa y penal, como ocurrió en un efector del norte provincial que terminó con la intervención y la denuncia penal que sigue en curso”, dijo Prieto.

El funcionario se refirió así al escándalo en el hospital de Reconquista por la vacunación irregular de familiares de consejeros de esa institución, que también se conoció por una denuncia interna.

En este caso, fue el jefe interino de Enfermería del Eva Perón, Ariel Pérez, quien hizo públicas las acusaciones por una suerte de “vacunatorio VIP” contra el coronavirus durante la primera etapa de vacunación, cuando las dosis estaban reservadas únicamente al personal de salud de primera línea. Dijo que políticos, funcionarios y sindicalistas recibieron no una, sino dos dosis.

El caso llegó a la Legislatura santafesina, donde el diputado provincial Carlos Del Frade presentó un pedido de informe. Y el propio gobierno provincial inició una investigación administrativa interna y presentó la denuncia penal.

Si bien Pérez, el denunciante, dijo que las vacunas se aplicaron entre enero y febrero, cuando sólo debían ser alcanzados trabajadores de salud de la primera línea, el secretario de Salud provincial dijo que faltaba precisar el momento en el que las dosis fueron aplicadas.