La ventana de transferencias había arrancado demasiado bien para el Barcelona: cerró las contrataciones de Sergio Agüero, Eric García y Emerson Royal durante el mes de mayo.

Además, se encontraba a pocos pasos de lograr cumplirle el deseo a Ronald Koeman de fichar a Georginio Wijnaldum de manera gratuita ya que su vínculo con el Liverpool expirará a finales de este mes. Pero en una negociación fugaz, el Paris Saint Germain aceleró las gestiones y se quedó con el holandés.

La última oferta del Barcelona ya estaba sobre la mesa hace tiempo y el volante tenía decidido emigrar a España. Pero Nasser Al-Khelaïfi, presidente del club francés, irrumpió en las negociaciones y presentó una propuesta superadora en cuanto a números en el contrato para el futbolista. Pocos días después de la noticia, el cuadro francés hizo oficial la incorporación: “El Paris Saint-Germain se complace en anunciar la llegada a su plantilla de Georginio Wijnaldum. El centrocampista holandés ha firmado contrato con el club hasta el 30 de junio de 2024″.

El futbolista, quien está concentrado en representar a Holanda en la próxima Eurocopa, realizó una declaración en el sitio oficial del club. “Unirme al Paris Saint-Germain es un nuevo desafío para mí. Me apunto a uno de los mejores cursos de formación de Europa y tengo muchas ganas de poder aportar mis ganas y mi determinación a este ambicioso proyecto. El Paris Saint-Germain ha demostrado su estatus en los últimos años y estoy seguro de que juntos, para nuestra afición, podemos llegar cada vez más lejos“, relató en su llegada a Francia.