El comedor de Santo Domingo necesita alimentos y utensilios