Un grupo de jóvenes con un proyecto social y de jardinería quiso ocupar terrenos junto a las vías de la Estación Rosario Oeste. Los vecinos se negaron: defienden el espacio verde para el barrio.

Un terreno verde en Mendoza y Paraná fue el eje de una disputa que se expresó este jueves al mediodía entre los vecinos del lugar, que valoran ese espacio para el barrio, y un grupo de jóvenes que intentaron construir en el lugar una huerta pero sin permisos oficiales.

El choque de las miradas distintas sobre el destino de ese parque se evidenció cuando el grupo, que dijo participar de un taller de jardinería y capacitaciones del programa Santa Fe Más, intentó tomar el lugar de forma pacífica.

Los vecinos denunciaron el hecho a la Policía y se frenó esa ocupación irregular. Los jóvenes se quedaron en el lugar con la intención de realizar una asamblea y explicaron al móvil de De 12 a 14 (El Tres) sus intenciones.

“Los clubes y vecinales tienen espacios reducidos entonces buscamos un lugar para y por los pibes, las pibas y las familias. Es un terreno que se quiere usar para poner un vivero y hacerlo con todos los actores de nuestro barrio. También que las escuelas y los chicos pueden hace deportes, porque a veces la plaza está descuidada”, dijo una de las voceras.

Añadió que “los terrenos pertenecen a un espacio público, no son propiedad privada”. Otro de los integrantes del espacio que busca crear una huerta pidió “sacarle un poco el dramatismo” y evitar “simplificar que es una toma de terreno”.

“Para nosotros esto es una alegría enorme”, dijo sobre su iniciativa social y productiva que daría fuentes de trabajo. Y agregó: “Hay que evitar el título de una toma de terrenos. No estamos hablando de que vamos a agarrar un espacio en Puerto norte. La Municipalidad está al tanto, hace meses que venimos gestionando esto, un contrato de comodato”.

Sin embargo, los vecinos dijeron que se trata de un predio que es del Ferrocarril Belgrano Cargas y que la Estación aún está activa. Los jóvenes habrían gestionado un permiso para hacer la huerta pero ni la Municipalidad (que les pidió tiempo para gestionarlo) ni el Ferrocarril lo autorizaron.

Cuando vieron el movimiento, también los vecinos linderos al espacio verde se juntaron y rechazaron el proyecto de la huerta en ese lugar. “Está limpio y cortado el césped y además es un pulmón que tenemos nosotros, no queremos que vengan a usurparlo”, dijo uno de ellos.

“Ya elevamos una nota al municipio solicitando formalmente a la gente del Ferrocarril Belgrano Cargas (que depende Nación) que esto quede como espacio verde recreativo, así se usa hace años y está cuidado”, agregó una de las mujeres.

“Es un espacio usado por los vecinos, no es un lugar vacante para agricultura urbana. Si los jóvenes tienen la vocación de ser huerteros que se dirijan al municipio que les van a indicar donde pueden hacer sus cultivos, canalizarlo por las vías que corresponden”, agregó.