Una situación de extrema tensión y violencia se vivió este viernes a la mañana en un hipermercado de Neuquén. El enojo de un cliente ante el aparente maltrato de un empleado derivó en una escena similar a la reacción del Ingeniero “Bombita” en la película argentina Relatos Salvajes.

La situación incluyó el revoleo de una silla, escritorio y computadora por parte de un cliente hacia un empleado de una reconocida cadena internacional de supermercados. Pero no sólo eso: su acción cosechó los aplausos de varios clientes que también reclamaban en el lugar y que acompañaron la expresión de enojo del hombre.

El hecho ocurrió alrededor de las 11.30 en el área destinada a la atención de clientes de la tarjeta Walmart. Según relató un testigo, el conflicto se originó por el reclamo de un cliente hacia un encargado, quien lejos de intentar contenerlo, “le seguía discutiendo y maltratándolo”.

“Son frecuentes las quejas porque hay gente que nunca solicita la tarjeta y después no la puede dar de baja, o hacen facturaciones de más y viene un resumen más elevado, y llamás al 0800 y nunca atiende nadie”, comentó el cliente.

La irregular situación que reclamaba el hombre, al parecer, no pudo ser resuelta y explotó de bronca. “Empezó a tirar la mampara, rompió una computadora, agarró una silla y se la tiró al encargado, a la altura del hombro. Antes de pegarle con la silla agarró un escritorio y casi se lleva por delante a una de las empleadas que estaba detrás”, relató el testigo del tremendo hecho.

La situación asombró a todos los presentes, pero la reacción de muchos clientes también tomó por sorpresa a más de uno. “La mayoría estaba quejándose y aplaudiendo el accionar del hombre. Había casi diez personas reclamando, diciendo que estaban podridos de que los atiendan mal y que no había una solución”, puntualizó el hombre en diálogo con este medio.

Tras la escena de extrema tensión y para intentar “calmar las aguas”, llegaron algunos gerentes y personal de seguridad del hipermercado, que retiró al cliente del lugar.