Por la pandemia cayó un 80% la donación voluntaria de sangre