El Gobierno denunció el hecho al detectar que faltaba el dispositivo. Interviene Daniel Rafecas

La inseguridad golpea en todos lados, incluso en Casa Rosada. El Gobierno denunció el robo de una cámara filmadora del área de prensa. El hecho, conocido hoy, fue detectado en setiembre pasado y, tras un sumario administrativo que determinó que el equipo no se perdió, se realizó una denuncia penal para encontrar a los responsables del delito, indicaron a Infobae fuentes con acceso al caso.

La presentación fue radicada por el secretario de Comunicación y Prensa Juan Pablo Biondi para que se investigue a este hurto en perjuicio del Estado Nacional. “No existen antecedentes” de una cosa así, se señaló.

Todo se detectó el 3 de septiembre de 2020. Aquel día, el presidente Alberto Fernández participó del lanzamiento del nuevo Peugeot 208 y de su plataforma global multienergética (CMP) en la planta automotriz de la empresa, en el oeste del conurbano bonaerense. Horas después, en un acto en la provincia de Buenos Aires, el jefe de Estado aseguraba que sería “implacable” en el combate a la delincuencia.

Aquel 3 de septiembre, en Balcarce 50, sede de la Casa de Gobierno, pasaba otra cosa. Walter Mariano Royffer, camarógrafo en la Secretaría de Comunicación y Prensa de la Presidencia de la Nación, se dirigió a su lugar de trabajo habitual, en la Sala de Control ubicada en el segundo piso de la Casa de Gobierno y detectó el faltante de una Cámara de Video.

Se trata de un equipo, Marca Sony Modelo PMW-300 Serie N° 120246 inventariada con número de registro 058262, adquirida bajo la orden de compra número 79 1005-OC19. Según un rastreo en sitios de internet, un equipo nuevo de estas características puede rondar los 4500 dólares.

Royffer notificó lo ocurrido a sus superiores y fue a la comisaría vecinal 1D a presentar la denuncia. Pero allí no se pudo hacer: es que el equipo integra los bienes del Estado Nacional y por lo tanto se le entregó un certificado de extravío.

Pero está claro que no se había tratado de pérdida. “En este la cámara de video ha sido sustraída de su lugar habitual de guardado, lo que determina claramente que la misma no fue extraviada. Hasta el momento y pese a una exhaustiva búsqueda en todas las dependencias del organismo, dicho elemento no fue ubicado”, señaló Biondi, en el documento de la denuncia al que accedió Infobae.

En ese contexto, con la apertura de un sumario administrativo interno, se decidió radicar la denuncia en Comodoro Py y se aportó como prueba a los testigos que pudieran contar lo ocurrido. La denuncia recayó por sorteo en el juez Daniel Rafecas -quien permanece en su cargo en Comodoro Py a la espera de que se defina qué pasará con la candidatura que le ofreció el presidente Alberto Fernández para convertirse en Procurador General de la Nación-.

En los pasillos de la Casa Rosada admitieron ante Infobae que había que hacer la denuncia porque se trataba de una obligación como funcionarios públicos pero buscaron minimizar la importancia del hecho en sí.

No es la primera vez que la Casa Rosada es escenario de noticias que trascienden lo político por hechos policiales. En 2017, en tiempos de la gestión de Mauricio Macri, se había tenido que reforzar la seguridad luego de que un auto irrumpiera en el frente de la Casa Rosada. Su conductor, con problemas mentales, terminó detenido.