La diva fue diagnosticada hace unos días y debió ser internada por su mala saturación de oxígeno y una neumonía unilateral.

Susana Giménez dio positivo de coronavirus en Uruguay, tras comenzar a presentar síntomas justo el mismo día que había recibido la segunda dosis de la vacuna de Pfizer. 

En un breve mensaje a Luis Novaresio, la diva quiso llevar tranquilidad a sus fanáticos y aseguró: “Por suerte saturo bien, pero el dolor en el cuerpo es horrible. Es cuestión de paciencia… no puedo ni hablar, gracias. Les mando un beso”.

La conductora de 77 años contrajo el virus al igual que su hija Mercedes Sarrabayrouse, y aunque la inoculación hace más leve el cuadro viral, el jueves por la noche fue internada en un sanatorio.

La diva fue hospitalizada en el Sanatorio Cantegril de Punta del Este porque bajó su saturación de oxígeno en sangre y presentó dolores corporales muy fuertes.

Durante el día comenzó a circular el rumor de que la conductora podría ser trasladada al Sanatorio Otamendi de Buenos Aires. Pero por la tarde, Juan Etchegoyen confirmó que Susana va a seguir en Punta del Este y una vez estabilizada, podría recibir el alta.

“Me acaba de contar el colega Marcelo Umpierrez desde Uruguay que no se va a trasladar a Susana Giménez a Buenos Aires” dijo en su cuenta de Twitter el periodista.

En la publicación subió un video en el que se escucha a su colega dando detalles de la internación: “Se solicitó la presencia medica en La Mary porque presentaba una tos intensa y dolor en el cuerpo. Estaba saturando entre 90 y 91% de oxigeno. Sugirieron que se la traslade”.

Y expresó lo que sucedió cuando llegó al nosocomio: “En el lugar se hizo una placa y más estudios para descartar la neumonía y sugirieron que pasara la noche con asistencia de ventilación, a nivel de mascarilla, no intubación. Pasó bien la noche, aliviada por el oxígeno y de buen ánimo”.

“Susana dentro de su cuadro está estable. y podría ser dada de alta en las próximas horas. Se descarta el traslado a la Argentina”, finalizó