El actor hizo mención a su paso efímero por el ciclo de América y declaró que creyó que iba a ser parte de un envío de actualidad y humor, pero que a Jorge Rial “lo vencieron las ganas de hacer política”.

El abrupto final de TV Nostra, el programa de América conducido por Jorge Rial que finalizó el 28 de mayo tras dos meses al aire, todavía sigue siendo un tópico por el que sus expanelistas son consultados, teniendo en cuenta que Rial les informó la decisión de terminar con el ciclo momentos antes de la última emisión.

En diálogo con la periodista Catalina Dlugi en Agarrate Catalina, su programa de La Once Diez/Radio de la Ciudad, Diego Ramos definió el levantamiento del ciclo como “un baldazo de agua fría” y reveló sentirse “arrepentido” de sumarse a un proyecto que distaba mucho de lo que él creyó que iba a ser. “Me contrataron para un programa de humor”, compartió.

“Estaba anonadado porque me enteré una hora antes, nos habían convocado a una reunión. No estaba enojado ni molesto, estaba sorprendido”, dijo el actor, quien aseguró que Rial “fue un buen compañero” pero que él no estaba en posición de “consolarlo” ya que se estaba quedando sin trabajo.

“Él me lo vino a decir, y yo mucho más para decirle no tenía porque estaba delante de una persona que estaba muy mal, sobrepasada”, contó. “Yo tenía tres trabajos, estaba haciendo teatro y lo tuvimos que parar por la pandemia, estaba en Cortá por Lozano, de donde me fui para empezar este programa [TV Nostra], y en la radio, que sigo, pero me quedé sin ese sueldo. Por suerte, soy una persona muy organizada. Tenía tres sueldos y de repente tengo uno”, manifestó.

Cuando Dlugi le preguntó si había considerado regresar al magazine de Telefe conducido por Verónica Lozano, Ramos dijo que sería “raro” y “como volver con la cola entre las patas”.

“Decidí irme de un lugar en el que estaba todo genial, todo bien. Yo entendí que tomé una decisión muy errada porque a mí me contrataron para hacer un gran show televisivo, un programa de humor y actualidad y no fue eso. TV Nostra iba a ser un programa ameno y humorístico. Creo que a Jorge lo vencieron las ganas de hacer política y de involucrarse en la realidad nacional. Desde ese lugar, estoy arrepentido”, expresó el actor y conductor, quien había hablado con LA NACION cuando el programa llegó a su fin.

Consultado por este medio, Ramos aseguró sentir “tristeza por perder un trabajo” y por las circunstancias en las que se produjo el final de TV Nostra. “Fue una sorpresa, pero [hay que] aceptar que si no podía seguir Jorge [Rial] mucho no se podía hacer. Así lo expresé cuando me lo comunicaron, y sigo diciendo lo mismo”, explicaba. Por su parte, Marina Calabró se explayó más al respecto.

“Fuimos convocados para juntarnos a las 18.30 en la oficina de Jorge. Diego avisó que no podía ir porque tenía otro compromiso, así que fuimos Ángela [Lerena, también panelista, quien se despidió con un posteo en las redes] y yo.

“Le dije [a Rial] que me parecía una mala decisión para todos nosotros, pero sobre todo para él, que no se estaba haciendo un bien sino todo lo contrario”, le contó Calabró a LA NACION. Y reveló: “No me contraargumentó, él ya nos había explicado sus motivos, que eran más o menos los mismos que dijo al aire, y no me discutió nada, ni me quiso convencer”, detalló la periodista.