La Organización de Estados Americanos votó este martes una resolución contra el arresto de varios precandidatos presidenciales en el país centroamericano. Qué dijo la Cancillería.


El gobierno argentino se abstuvo este martes de condenar en la OEA la ola de detenciones de precandidatos presidenciales y las restricciones impuestas a partidos políticos en Nicaragua a cinco meses de las elecciones presidenciales del 7 de noviembre.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos votó una resolución en la que condenó al gobierno de Daniel Ortega.

La Cancillería argentina emitió un comunicado en forma conjunta con México en el que expresó su preocupación por los hechos en Nicaragua, pero mostró su desacuerdo “con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos”.

En una reunión virtual, el Consejo de la OEA aprobó un documento en el que expresó su “alarma ante el reciente deterioro” político en el país centroamericano.

La resolución fue respaldada por una veintena de países de la región. Sin embargo, votaron en contra Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas.

Argentina se abstuvo y se alineó con su voto a los gobiernos de México, Honduras, Belice y Dominica.

La resolución de la OEA se conoció poco después de que el ex vicecanciller sandinista Víctor Hugo Tinoco fue detenido por la policía de Nicaragua acusado de incitar la injerencia extranjera, pedir intervenciones militares y celebrar las sanciones contra miembros del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Hasta ahora suman 13 los dirigentes opositores detenidos desde el 2 de junio, entre los cuales hay cuatro aspirantes a la presidencia para los comicios del 7 de noviembre.

Ellos son Cristiana Chamorro, hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro (1990-1997); su primo Juan Sebastián Chamorro, sobrino político de la exmandataria; Arturo Cruz, exembajador en Estados Unidos, y Félix Madariaga, exsecretario del Ministerio de Defensa en la administración de Enrique Bolaños (2002-2007).

Nicaragua celebrará elecciones presidenciales el 7 de noviembre, tres años después de las masivas protestas antigubernamentales que dejaron cientos de muertes.

Nicaragua
Daniel Ortega gobierna de forma ininterrumpida en Nicaragua desde 2007 y tiene el camino allanado para alcanzar otro período de gobierno hasta 2027, con lo que completaría 20 años en el poder.

A ese número se agregan los cinco del período 1985-1990 cuando fue derrotado en elecciones por la expresidenta Violeta Chamorro, hija de Cristiana Chamorro, una de las dirigentes arrestadas en los últimos días.

Según analistas centroamericanos, Cristiana Chamorro es una de las dirigentes con más intención de voto en el electorado dentro del arco opositor.

El comunicado de la Cancillería argentina
En un comunicado, la Cancillería dijo que tanto el gobierno argentino como el mexicano “manifiestan su preocupación por los acontecimientos ocurridos recientemente en Nicaragua”, especialmente “por la detención de figuras políticas de la oposición, cuya revisión contribuiría a que el proceso electoral nicaragüense reciba el reconocimiento y el acompañamiento internacional apropiados”.

Y añadió: “Hemos sido testigos, en varios países de la región, de casos inadmisibles de persecución política. Rechazamos esta conducta”.

“No estamos de acuerdo con los países que, lejos de apoyar el normal desarrollo de las instituciones democráticas, dejan de lado el principio de no intervención en asuntos internos, tan caro a nuestra historia. Tampoco con la pretensión de imponer pautas desde afuera o de prejuzgar indebidamente el desarrollo de procesos electorales”, indicó.

“En este contexto -prosiguió la nota- no nos fue posible acompañar el proyecto de resolución puesto a consideración hoy en el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Es perentorio que la OEA retome el espíritu constructivo de su Carta. Agradecemos el esfuerzo negociador de algunos Estados miembros y hacemos un nuevo llamado a restablecer el diálogo interamericano”.

Además, el comunicado expresó la “disposición plena para colaborar constructivamente. Estamos convencidos de que esta situación será superada por las y los propios nicaragüenses, resguardando la convivencia pacífica, la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales y, en general, el pleno respeto de todos los derechos humanos”.

Denuncian secuestro de candidatos
En tanto, las esposas de dos aspirantes a la Presidencia urgieron este martes al Gobierno de Ortega mostrar pruebas de vida de ambos políticos detenidos y pidieron a la comunidad internacional interceder por ellos al considerar que han sido víctimas de un “secuestro”.

Berta Valle y Victoria Cárdenas, esposas de Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro, respectivamente, denunciaron que desconocen el paradero y estado de salud de los dos aspirantes a la Presidencia desde su arresto, ocurrido hace una semana bajo “cargos espurios”, según dijeron.