El hombre de 26 años fue detenido en Puerto Iguazú, Misiones. La víctima logró escapar con la ayuda de un familiar. 

Fue detenido en Puerto Iguazú, Misiones, un hombre de 26 años tras haber sido acusado de quemar con agua hirviendo a su pareja y tenerla cautiva por varios días dentro de la casa sin que pudiera recibiera atención médica.

La mujer fue agredida el pasado martes pero recién este lunes pudo escapar de la vivienda del barrio San Juan donde su pareja la tenía secuestrada.

Con la ayuda de un familiar logró salir de la casa y directamente se dirigió a la comisaria local para hacer la denuncia por lo que había vivido. 

Tras la denuncia,  un operativo de búsqueda se activó por la zona y así las autoridades localizaron y detuvieron al agresor. Por el momento,  el violento se encuentra en sede policial a disposición de la justicia.

La Dirección provincial de Niñez intervino en el caso y brindó asistencia los hijos de la víctima.

” Se tomó conocimiento de la situación y acompañamos al médico a una de las niñas porque presentaba una lesión de mordedura de un perro. La víctima ya había sido asistida en el hospital para las curaciones de la lesión por quemadura“, informó  Natalia Ceballos desde la Dirección provincial.

La víctima de violencia de género tiene 5 hijos de entre 2 y 12 años. Según infromación aportada por los vecinos, la familia vive en situación de extrema pobreza en una casa precaria y a pocos metros de un basural a cielo abierto.

” Nosotros contactamos a familiares directos para que ellos puedan permanecer ahí acompañando a la víctima que fue dada de alta. Y hoy  (por este martes) viajan a El Alcázar donde reside el padre de la víctima. Solicitaremos intervención y seguimiento de las áreas que corresponda de ese municipio para realizar trabajos articulados“, explicó Ceballos.