“Si hay una obra esperada, que los vecinos pedían desde hace años, era ésta”, indicó Jatón esta mañana durante el inicio de los trabajos. Las tareas incluyen pavimento y desagües en una arteria que conecta a 5 barrios y beneficiará a 15 mil personas. Se enmarcan en el Plan Incluir del gobierno provincial con una inversión de 234 millones de pesos.

Esta mañana comenzó la obra de pavimento, bacheo y desagües de la calle Beruti. Se trata de la primera de las dos etapas que, a partir de la semana que viene, se realizarán con frentes de trabajo simultáneos. “Si hay una obra esperada, que los vecinos pedían desde hace años, era esta de Beruti”, indicó esta mañana Emilio Jatón, durante una recorrida que tuvo como punto de encuentro la esquina de Arzeno y Beruti. El intendente destacó no sólo la obra, que cambiará la fisonomía de esa parte de la ciudad, sino también la generación de mano de obra en un contexto económico muy complicado.

“Hoy empezaron las obras que tendrán dos frentes de trabajo: en primer lugar el plan de bacheo que inició en esta intersección de Beruti y Arzeno y se extenderá hasta las vías. Y el otro frente de trabajo que será desde Furlong hasta aquí”, anticipó el intendente y añadió: “Sólo basta estar 5 minutos acá para saber la importancia que tiene Beruti por varios barrios de Santa Fe”.

Cabe destacar que más de 15 mil vecinas y vecinos se beneficiarán con estos trabajos que incluyen bacheo, pavimento y desagües pluviales. La obra se enmarca en el Plan Incluir del gobierno provincial, que cuenta con un presupuesto que alcanza los 234 millones de pesos. En tanto, el proyecto y el control de obras son de la Municipalidad.  “Es un trabajo conjunto que incluye ciclovías y una avenida que se conecta con la que estamos llevando adelante en el Camino Viejo a Esperanza”, señaló Jatón.

Por otra parte, el intendente destacó que, además de garantizar la transitabilidad, las obras que iniciaron esta mañana “le dan dignidad a la gente. Por aquí entran y salen muchísimas personas, son al menos cinco barrios los que utilizan Beruti, por eso los vecinos reclamaban que comience esta obra y esta obra ha comenzado”.

Asimismo, Matías Pons, secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, agregó: “Esta obra fue un compromiso que tomamos con los vecinos y hoy se está haciendo realidad. Son obras que integran, que permiten vincular barrios. Y se vincula con la obra de Camino Viejo que es de una magnitud igual a esta”.

Dos etapas

La primera etapa, que es la que comenzó hoy tiene un plazo de ejecución de cuatro meses. Entre Arzeno y Cafferata se realizan trabajos de bacheo. En tanto, Entre Cafferata y Camino Viejo: se realiza pavimento de hormigón de 10 metros de ancho junto a los desagües pluviales.

En tanto, la etapa dos, comenzará la semana que viene y cuenta con un plazo de ejecución de 6 meses. Las obras son, entre Camino Viejo y Pasaje Geneyro: pavimento de hormigón a dos calzadas de 7 metros y un cantero central de 4 metros con los correspondientes desagües pluviales. En tanto, entre Pasaje Geneyro y Furlong, se demolerá la carpeta asfáltica existente y se colocará un nuevo pavimento de hormigón y desagües.

Las obras resultan de suma trascendencia para los vecinos y vecinas de la zona, ya que implicarán mejoras sustanciales para su calidad de vida. Calle Beruti constituye una conexión directa entre la avenida Blas Parera y varios barrios del noroeste, por lo que es fundamental optimizar la circulación.

Debe tenerse en cuenta que actualmente, cuando se registran precipitaciones medianamente importantes, se observan anegamientos en las zonas más bajas. Por lo tanto se hace primordial ejecutar desagües que se conviertan en una solución a los inconvenientes causados por el deficiente escurrimiento superficial.

Las tareas mejorarán también la movilidad urbana y garantizarán la circulación del transporte público de pasajeros en su recorrido habitual, aún en días con condiciones meteorológicas adversas. En ese marco, se pavimentarán tramos que actualmente carecen de infraestructura vial, mientras que se repararán los sectores que así lo requieran. La intención es que la calzada permita un flujo de tránsito mayor y más seguro, con una estructura de pavimento adecuada para el volumen de tránsito que circula actualmente.