Como parte de su última ronda de donaciones multimillonarias, la ex esposa del CEO de Amazon eligió la Universidad Internacional de la Florida para recibir dinero que podrán usar sin restricciones

Entre las multimillonarias donaciones de MacKenzie Scott, USD 40 millones van a la universidad pública de Miami. La ex esposa de Jeff Bezos, fundador de Amazon, ha donado un total de 110 millones de dólares para instituciones de estudios superiores en el estado de Florida.

MacKenzie Scott se ha convertido en la principal filántropa de los Estados Unidos. La ex esposa del hombre más rico de los Estados Unidos, Jeff Bezos, tiene una fortuna personal de aproximadamente 60 mil millones de dólares, de los cuales ya lleva donados cerca de 8 mil millones.

En la última ronda de donaciones, anunciada esta semana, Scott informó que entregaría 2,7 mil millones de dólares que serían repartidos entre 286 organizaciones. Y varias de ellas se sorprendieron cuando se enteraron que estaban en la lista de las favorecidas.

Tal fue el caso de las autoridades de la Universidad Internacional de la Florida (FIU, por sus siglas en inglés), el centro de estudios superiores público ubicado en el condado de Miami Dade, en el sur del estado.

FIU estará recibiendo una donación de 40 millones de dólares de parte de Scott. Se trata de la segunda mayor donación en los 56 años de historia de la institución educativa, solo superada en 1997 por una donación de objetos y la construcción de un edificio, todo valuado en 75 millones de dólares, provenientes de Mitchel Wolfson.

Si bien la noticia es nueva, FIU ya sabe dónde invertirá estos nuevos millones adquiridos. Los 40 millones irán a parar al fondo de 750 millones de dólares de la campaña Nuevos Horizontes, que se utiliza para promover la movilidad social de los estudiantes de menor poder adquisitivo. FIU tiene un alumnado de 55 mil estudiantes, lo que la convierte en una de las universidades públicas más grandes del país.

Scott es considerada la tercera mujer más rica del mundo y sus donaciones han estado principalmente destinadas a empoderar a mujeres y niñas, combatir las diferencias raciales y apoyar el arte. Se supone que escogió FIU para esta donación por la gran cantidad de estudiantes de minorías que asisten a esa universidad.

Además, Scott está donando otros 40 millones de dólares a la Universidad del Centro de Florida, ubicada en Orlando, que con 70 mil estudiantes es la principal universidad del estado.

“Nos honra que la Señora Scott y el Señor Jewett depositen su confianza en la Universidad del Centro de Florida. Su regalo valida el trabajo que nuestros profesores y empleados realizan para apoyar a los estudiantes. Estamos agradecidos con esta donación que nos asegurará un impacto en futuras generaciones de estudiantes”, declaró en un comunicado Alexander Cartwright, presidente de la universidad, haciendo mención a Dan Jewett, esposo de MacKenzie Scott. Esta donación es el máximo histórico recibido de una sola vez por esta universidad.

Otros 30 millones de dólares se están destinando al Broward College, un centro de estudios terciarios en el sur de la Florida.

Más allá de la impresionante suma, lo que llama la atención es que estas donaciones a las tres casas de estudio de la Florida vienen sin restricciones, es decir, las autoridades de las universidades pueden destinar el dinero para lo que quieran. Usualmente, las donaciones vienen con indicaciones específicas acerca de dónde o cómo debe ser invertido el dinero.