Las acciones de la biotecnológica alemana CureVac NV cayó hasta un 50% en los movimientos previos a la apertura de la bolsa, luego de reportar la noche del miércoles que su vacuna contra el COVID-19 no alcanzó el objetivo principal en un ensayo de última fase, lo que plantea dudas sobre la posible entrega de cientos de millones de dosis a la Unión Europea.

El valor bursátil en EEUU (Nasdaq) cayeron por debajo de los USD 40, cuando hace 10 días cotizaba en USD 100. De esta forma, retornó a los niveles que tenía en noviembre, cuando estaba en las primeras fases de investigación, que lucía promisoria. Toda la expectativa y especulación acumulada en siete meses se derrumbó en cuestión de horas.

En la bolsa de Frankfurt (Alemania), cotiza con una caída de 45% hasta los 43 euros, aunque por momentos el desplome llegó al 60%.La caída de las acciones de Curevac (cuadro: CNBC)La caída de las acciones de Curevac

“Aunque esperábamos un resultado provisional más sólido, reconocemos que demostrar una alta eficacia en esta amplia diversidad de variantes sin precedentes es un reto. A medida que avancemos hacia el análisis final, con un mínimo de 80 casos adicionales, la eficacia global de la vacuna puede cambiar”, dijo el director general Franz-Werner Haas.

La fórmula alcanzó una eficacia preliminar global del 47%, por lo que no reúne los criterios estadísticos de éxito preestablecidos, indicó en un comunicado el laboratorio. La compañía agregó que los resultados provisionales sugieren que la vacuna es eficaz en los participantes más jóvenes, pero no en los mayores de 60 años, el grupo de edad con mayor riesgo de COVID-19 grave.

Estudios de Curevac (Reuters)

Tras la noticia, algunos competidores que desarrollan vacunas vieron ganancias en el “premarket”: Novavax subió un 3,4%, mientras que BioNTech (que desarrolló la fórmula de Pfizer) subió un 2,6%.

Bayer, que colabora con CureVac en el desarrollo de la vacuna, ha garantizado que le seguirá apoyando pese a la baja eficacia y subía un 0,5%, hasta 53,51 euros.

La vacuna desarrollada por CureVac utiliza la misma tecnología del ARN Mensajero, que también usan las de Pfizer/BioNtech y Moderna.

Lo que está en juego para CureVac y los posibles compradores de su vacuna en Europa aumentó después de que se impusieron límites de edad al uso de las vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca, debido a una relación con trastornos de coagulación extremadamente raros pero potencialmente mortales.

También se esperaba que la inyección de CureVac pudiera desempeñar un papel importante en los países de ingresos bajos y medios, que se han quedado muy atrás en la campaña mundial de inmunización.