La primera carrea aérea se celebrará este año en “lugares inaccesibles para el automovilismo tradicional”, anunció la empresa australiana Airspeeder, que desarrolló el vehículo.

El primer auto de carreras volador del mundo —capaz de pasar de cero a 100 kilómetros por hora en 2,8 segundos, tan rápido como un bólido de Fórmula 1— ha sobrevolado un desierto del sur de Australia por primera vez antes de debutar en una carrera aérea, que tendrá lugar este año.

Se trata del ‘Airspeeder MK3’, diseñado por la compañía australiana del mismo nombre. La empresa reveló que durante el torneo se celebrarán tres eventos individuales en “lugares inaccesibles para el automovilismo tradicional“. En la competición podrán participar hasta cuatro equipos con dos pilotos cada uno, que conducirán los vehículos de forma remota.