La conferencia de prensa de la Eurocopa se convirtió en un circo que pasó de los cómico y polémico al hartazgo o incluso a la espera de que los futbolistas o entrenadores sigan haciendo su gracia frente a los dos patrocinadores más importantes del evento: Coca Cola y Heineken.

El gesto de Cristiano Ronaldo de mover la gaseosa y recomendar tomar agua fue de lo más viral y a las horas se le sumó Paul Pogba, el francés que es un referente musulmán en Europa, que escondió la botella de cerveza, teniendo en cuenta que el alcohol no forma parte de su religión practicamente.

A través de estos gestos, se han dado diferentes gracias entre las que apareció Locatelli, figura en el triunfo de Italia sobre Suiza, que puso una botella de agua entre las gaseosas, y luego la presencia del entrenador ruso, Cherchesov, que destapó una de las bebidas azucaradas y la tomó ante la risa de todos.

Ante estas situaciones que se empezaron a repetir, la UEFA se hartó y presentó un corto comunicado en modo de reto para cortar con todas estas situaciones en conferencia de prensa, además de poner la cara para defender a las dos empresas multinacionales.

“La UEFA ha recordado a los equipos participantes que los patrocinadores son fundamentales para la realización del torneo y para garantizar el desarrollo del fútbol en toda Europa, incluso para los jóvenes y las mujeres”, expresa el mismo apuntando principalmente a Ronaldo y Pogba.