Durante una cena de tres horas y media en un restaurante en las afueras de Nueva York, el presidente de la Cámara de Diputados debatió con el ex presidente la situación argentina y mundial

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, mantuvo en la noche del jueves una larga cena con Bill Clinton, ex presidente de los Estados Unidos, en la que debatieron acerca de la situación mundial y la de la Argentina específicamente, con la deuda del país con el FMI como uno de los ejes.

“Le conté de la reestructuración de la deuda con los acreedores privados y le dije lo absurdo de que el FMI no baje la sobretasa y habilite capital adicional con Derechos Especiales de Giro (DEGs). Y justo ahi me traen a la mesa el teléfono con el tuit del senador Bob Menéndez”, dijo Massa tras la cena en un restaurante italiano en las afueras de Nueva York.

El mensaje de Menéndez, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos, hizo referencia a la “flexibilidad del FMI para la recuperación regional de la pandemia” al glosar la reunión que mantuvo el miércoles con Massa en Washington.

“Le conté cómo había recibido el país el presidente en números”, añadió el presidente de la Cámara de Diputados, que fue acompañado en la cena por la diputada Laura Russo, presidenta de la comisión parlamentaria Argentina-Estados Unidos, junto a otros dos argentinos: Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) y de larga amistad con Clinton, y Rolando González Bunster, que en su juventud compartió con Clinton estudios en la Universidad de Georgetown. El ex presidente de EEUU fue acompañado de un colaborador.

Massa habló con Clinton de cómo “impactó la pandemia” en Argentina y del “efecto social del ATP y el IFE para frenar el impacto dramático que supone 10 puntos de caída del PBI”.

La cena, relajada según los asistentes, duró tres horas y media. Pastas, ensalada y vino argentino Malbec que el restaurante tenía en la carta. Massa le regaló al ex inquilino de la Casa Blanca la camiseta de Tigre y un vino edición edición especial “The President” de Bodegas Escorihuela.

El fútbol no faltó en la conversación, tema que Clinton conoce, ya que en 1994, durante su presidencia, sus país fue por primera vez anfitrión del Mundial. El ex presidente repasó situaciones de su mandato entre 1993 y 2001, con detalles de las negociaciones por la crisis palestina en su gobierno y su diálogo con Yasir Arafat, hasta su trato con Rusia y la experiencia de vivir con el servicio secreto pisándole los talones.

Massa concluye hoy su gira de seis días en Estados Unidos con un encuentro con inversionistas y banqueros en el consulado argentino en Nueva York.