El ladrón, de 27 años, se desplazó en la embarcación sustraída en las islas del Paraná hasta la altura de la avenida Uriburu en Rosario. Allí bajó e intentó continuar su escape a pie pero terminó arrestado

En un operativo de película, personal policial de Granadero Baigorria detuvo en la mañana de este lunes feriado a un hombre que se había robado una lancha junto con dos escopetas de caza en zona de las islas del Paraná, tras lo cual se inició una persecución a toda velocidad por el río que culminó con el ladrón aprehendido en Rosario.

El procedimiento inició cuando, según el relato policial, los efectivos tomaron la denuncia de la víctima, que se acercó hasta Baigorria con el dato de que el delincuente era de esa localidad vecina.

Las escopetas de caza secuestradas.

La víctima, de 40 años y con domicilio en la ciudad de Victoria, denunció que otro hombre había golpeado y amarrado al puestero que cuidaba su lancha en zona de lagunas de jurisdicción entrerriana para así llevarse la embarcación junto con dos escopetas de caza calibre 16 sin cartuchos.

Con la ayuda de un pescador que ofreció su barco, los oficiales se desplazaron por el río hasta que a la altura del puente Rosario-Victoria observaron al ladrón, de 27 años y con domicilio registrado en Baigorria, sobre la lancha y avanzando en dirección hacia el sur, momento en el que se dio inicio a la persecución.

En la lancha también había una conservadora con dos vinos.

Luego de navegar hasta la altura de la avenida Uriburu de Rosario, el delincuente intentó darse a la fuga a pie pero fue aprehendido a los pocos metros, tras lo cual la Fiscalía de Entre Ríos dispuso que el hombre quede detenido en la ciudad junto con los bienes sustraídos. El martes se procederá con su traslado a la mencionada fiscalía.

La causa quedó caratulada como robo calificado e interviene la Fiscalía Auxiliar Nº 1 de Victoria, a cargo de Flavia Villanueva.