Un joven de 18 años debió ser hospitalizado a raíz de las heridas que sufrió a manos de dos “motochorros” que lo asaltaron en plena calle. 

El grave suceso ocurrió en los últimos minutos de la tarde del lunes cuando la víctima (un voluntario del Ministerio de Desarrollo Social) terminaba de desempeñar sus  tareas en el centro de vacunación de la Esquina Encendida.  

El muchacho se encontraba en la intersección de Martín Zapata y Facundo Zuviría cuando dos delincuentes que se movilizaban en una motocicleta intentaron sustraerle su teléfono celular.

En dicha circunstancia se produjo un forcejeo que culminó de la peor manera. La víctima fue arrastrada unos 600 metros por la calle hasta que finalmente los rufianes se dieron a la fuga. 

Poco después el joven fue trasladado hasta el hospital Cullen donde se le diagnosticó doble fractura de pie izquierdo, quedando internado en el área de Traumatología, en condición delicada.

El hecho está siendo investigado por agentes de la seccional 9na. que intervienen por cuestiones de jurisdicción.