La bebé nacida en Colorado, EE UU, requirió más de una docena de puntos por un corte en la cara. La familia ha lanzado una página de GoFundMe para recaudar dinero para contratar a un abogado.

Una bebé recién nacida en Colorado, EE UU, requirió más de una docena de puntos después de que los médicos le hiciesen un corte en la cara durante una cesárea de emergencia.

Los padres de la pequeña, Kyanni Williams, habían planeado tener un parto natural, pero durante el mismo, los médicos fueron incapaces de encontrar latido, así que tuvieron que practicarle una cesárea de emergencia.

“Dijeron que nuestra bebé hizo un movimiento repentino, que no podían escuchar los latidos de su corazón ni encontrarlo y le hicieron una cesárea inmediata”, dijo su padre, Damarqus Williams, según recoge New York Post.

Cuando la pequeña Kyanni salió de la sala de partos, tenía un corte en la mejilla que requirió 12 puntos de sutura, según la familia. “Dijeron que su cara estaba cerca de la pared de la placenta”, dijo Williams.

El abuelo de Kyanni lamentó que la alegría por la llegada de la pequeña fue agridulce porque sentían miedo y frustración por lo que el bebé podía haber sufrido. “Que tu nieta nazca para salir a ver al cirujano plástico, para que le hagan 12 puntos, es devastador, es desgarrador”, dijo.

La familia lanzó una página de GoFundMe para recaudar dinero para contratar a un abogado y explorar sus opciones legales. “Tienen que rendir cuentas por lo que hicieron”, dijo la abuela de la bebé, Tashaira Williams.