Después del escrache que recibió mientras comía en un restaurant, Alberto Samid debió ser internado de urgencia por un problema en el corazón.

Alberto Samid, quien fue escrachado este lunes comiendo en un restaurant, debió ser internado de urgencia por un problema en el corazón.

Así lo confirmaron este martes en “Lo de Mariana”, programa de El Trece, mientras se difundían las imágenes del escrache. El empresario tiene prisión domiciliaria.

“Me escribió parte de su familia que lo están trasladando a Ramos Mejía porque aparentemente está como perdido y descompensado”, señaló al respecto Florencia Arietto, ante la consulta de la conductora del programa, Mariana Fabbiani.

En una reciente entrevista radial, el empresario de la carne dio su propia versión de los hechos, dejando en claro que él estaba “trabajando”: “En el Mercado Central, a partir de mañana, hay un paro general por tiempo indeterminado. Tengo a dos cuadras de mi casa una parrilla. Me llaman y me dicen: ‘Traeme todo lo que puedas’”, manifestó.

Y agregó: “Salí más temprano del Mercado, les traje la mercadería, estaba esperando. Le dije al mozo: ‘Usted traiga la mercadería porque yo no la puedo bajar’. Les llevé tres cajones, estaba esperando que los bajen”.

Norma, la mujer que grabó el video del escrache este lunes, habló sobre las imágenes: “Sentí una tremenda indignación. No es posible, incluso me enojé con varios de mi mesa porque nadie se animaba, pero todos protestaban”. Y concluyó: “Encima nos miraban todos tranquilos, como si fuesen inocentes, ellos angelitos”.

Después de que varias personas comenzaron a protestar para que se vaya del local, el empresario se retiró acompañado por las otras dos personas que estaban junto a él.