Omar Antonelli contó que fue inoculado contra el coronavirus en el Galpón 17 de Rosario en febrero. Dijo que no es personal de salud pero creyó que le tocaba por ser grupo de riesgo. Negó tener contactos políticos aunque será candidato a jefe comunal de Soldini.

Omar Antonelli, uno de los denominados “vacunados VIP”, personas que fueron alcanzadas por el plan de inmunización contra el coronavirus antes de tiempo, aseguró que no se dio cuenta de su situación de privilegio y alegó: “Creía que estaba abriendo un camino”.

Si bien no es personal de salud, Antonelli accedió a un turno (de forma anticipada) para ser vacunado en febrero pasado en el Galpón 17 de Rosario y aseguró que en su caso se debió a múltiples enfermedades: “Soy de altísimo riesgo”.

En el programa De 12 a 14 (El Tres), el empresario negó haber accedido a ese beneficio por “contactos políticos”. “No conozco a nadie, ni (al gobernador Omar) Perotti, ni a la ministra de Salud (Sonia Martorano)”, dijo aunque reconoció que será precandidato a jefe comunal de Soldini por el PJ. 

“En febrero era don nadie”, diferenció y aseguró que consiguió el turno a través del Sanatorio de la Trinidad de Buenos Aires y vía el Ministerio de Salud de la Nación. “Lo gestioné con el equipo médico que me operó”, afirmó. Una vía que, desde ya, no es la institucional ni regular. Después, reconoció: “Me llamaron de un 0800 y me dieron el turno en el Galpón 17”.

El 1º de febrero él y su mujer se dieron la primera dosis y el 25 del mismo mes completaron el esquema. “Nos vacunamos felices”, señaló. En el carné de vacunación figura como “personal de salud”. 

Antonelli dijo que eso ocurrió antes de que se destapara el escándalo de los vacunados vip a nivel nacional. “Me puse a pensar: ¿seré un vacuando vip yo?, ¿fue por el riesgo o por otra cosa?” Yo me creía que estaba abriendo un camino”, dijo. Siempre según su versión, no se dio cuenta que lo estaban vacunando como personal de salud.

¿Cómo logró entonces saltearse en la fila? ¿Pagó por eso? “Nada, absolutamente. Tengo 64 años, en diciembre perdí a un amigo por covid y tomo 13 pastillas por día. En febrero no era nadie, ni tenía en la cabeza ser una persona que se involucra en la política”, dijo sobre su candidatura en las próximas elecciones como opositor en Solidini desde el justicialismo. Justamente un diputado radical, Juan Cruz Cándido, criticó el anuncio que hizo Antonelli vía redes sociales.

Incluso contó que cuando vio casos de “gente joven vacunada” él era un “crítico de los vacunados vip” y pensaba: “Qué mala leche estos tipos”. Sobre cómo definiría, entonces, su caso irregular, propuso: “Pongale que me adelantaron en la fila”.