El actor se lastimó durante el ensayo de una escena de acción. En 2014, ya había sufrido un percance similar cuando se preparaba para “Star Wars: El Despertar de la Fuerza”.


En más de una oportunidad, Harrison Ford reconoció que está un poco agotado de las superproducciones. Largos rodajes, escenas de acción exigentes, ruedas de prensa y toda la expectativa que rodea a una franquicia popular suelen estresarlo más de lo que quisiera. Sin embargo, a sus 78 años, el actor decidió realizar una última entrega del arqueólogo más carismático: Indiana Jones 5. Pero el despliegue que implica el film ya tuvo sus primeras consecuencias.

El sitio Deadline informó que Ford sufrió una lesión en el hombro cuando estaba ensayando una escena de pelea. Por el momento se desconoce la gravedad de la herida, pero sí se sabe cómo continuarán las filmaciones: el director James Mangold utilizará el tiempo que le lleve a la estrella recuperarse para rodar las escenas en las que no participa.

Esta no es la primera vez que Ford se lesiona en un set. En 2014, durante el rodaje de Star Wars: El Despertar de la Fuerza en los Pinewood Studios de Londres, se fracturó el tobillo cuando fue aplastado por una pesada puerta del Halcón Milenario. En aquella oportunidad, el cineasta J.J. Abrams se golpeó fuertemente la espalda cuando intentó auxiliarlo.

Por otra parte, en las últimas semanas, volviendo a demostrar cuando le molesta la inevitable exposición, el protagonista de éxitos como Blade Runner y El Fugitivo fue fotografiado por algunos paparazzi en el momento en el que le rogaba a los fanáticos británicos que respetaran su privacidad y no lo acosaran cada vez que sale del hotel donde se hospeda.

En cuando a la quinta entrega de Indy, todavía hay poca información al respecto. Solo está confirmado que Steven Spielberg prefirió alejarse de la dirección para priorizar otros proyectos, pero que seguirá involucrado en la franquicia en rol de productor ejecutivo.

A diferencia de lo que sucedió en Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, que intentó congraciarse con los fanáticos a través de varios guiños a la película que originó la saga en 1981, Ford anunció el año pasado en una entrevista concedida a Hey U Guys que buscará sorprender a los espectadores. “Realmente no quiero darles lo que quieren ver. Quiero darles algo que no hayan previsto”, destacó. Y añadió: “Siempre hay un cierto grado de decepción al volver al mismo lugar”.

En ese sentido, el actor aseguró que el modelo a seguir son los tanques de Marvel Studios. “Son un espectacular ejemplo de éxito, que funciona de la manera inversa”, sostuvo. No es casualidad que Mangold, el realizador que reemplazará al Rey Midas de Hollywood, cuente entre su filmografía con una de las últimas grandes películas de superhéroes: Logan.