El miércoles pasado las autoridades de Grecia, tras la evidente disminución de contagios de coronavirus, anunciaron que se eliminará el uso obligatorio de barbijo o tapabocas al aire libre, sumándose a países como Israel, España o Italia. Además, se planea continuar alivianando restricciones.

Y es que, el día de ayer, las autoridades sanitarias informaron 520 nuevos casos de coronavirus y 14 muertes, lo que eleva los totales a 419.455 12.595, respectivamente, desde que el COVID-19 arribó al país.

“El panorama epidemiológico mejorado del país es claro y agradable”, declaró Vana Papaevangelou, miembro del comité de expertos en enfermedades infecciosas que asesora al gobierno. Y, a pesar de que aseguró que “la perspectiva es favorable”, advirtió: “Mientras el virus circule entre nosotros, no debería haber complacencia. Cuanto más circule, mayores serán las posibilidades de nuevas mutaciones”.

A partir del 28 de junio, las autoridades también levantarán los toques de queda nocturnos restantes y las pruebas requeridas para los trabajadores que hayan sido vacunados, mientras que en restaurantes y playas se incrementarán los límites de los aforos.

Según informaron las autoridades gubernamentales el martes, el 30,24% de los griegos ya fueron completamente vacunados contra el coronavirus hasta ahora, mientras que el 43,1% ya recibió al menos una dosis.