El presidente Alberto Fernández dijo hoy que el Gobierno va a seguir trayendo vacunas contra el coronavirus y va a seguir inmunizando sin “parar hasta que el último argentino esté vacunado”, más allá de las críticas “bien intencionadas” y las “muy mal intencionadas”.

“Tenemos que poner el máximo empeño en vacunar a todos, esa es la puerta de salida que nos va a abrir el futuro y que no está lejos; está muy cerca”, dijo el jefe de Estado al encabezar un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa de Gobierno en el que lanzó el plan Casa Propia-Casa Activa.

Agregó que “más allá de las críticas que uno escucha, bien intencionadas, muy mal intencionadas en otros casos”, el Gobierno nacional sigue “buscando vacunas” y las sigue “trayendo y vacunando”.

En ese sentido, afirmó que el Gobierno “no va a parar hasta que el último argentino esté vacunado”.

Dijo que “el resto son fuegos de artificios de los que quieren llamar la atención porque tienen poco para decir porque cuando tuvieron que hablar y hacer, hicieron todo mal, ahora es nuestro tiempo”.

En cuanto al plan de viviendas, Fernández reafirmo su idea de un “Estado presente”, con resultados concretos como las “más de 100 mil viviendas en proceso de construcción” y las más de 10 mil que ya fueron entregadas a familias que hoy tienen su casa”.

En cuanto a los adultos mayores, a quienes está dirigido el plan de viviendas que hoy presentó, recordó su decisión de que los jubilados “no tengan que pagar sus medicamentos”, cumpliendo una promesa electoral.

Sobre este punto, el jefe de Estado rescató la “obligación ética” para con los adultos mayores, a quienes está destinado el plan de viviendas que hoy se lanzó y que incluye entre sus beneficiarios a mayores de 60 años sin acceso a una solución habitacional o que no califiquen por la edad para ningún crédito hipotecario.

“Estamos dando un paso que a la política le hace bien, porque es un paso ético de la política ocuparse de dónde viven los que llegan a la madurez y no tienen dónde vivir y además es éticamente valioso”, dijo.

“Me pone muy contento -enfatizó- que además hagamos todo esto en este tiempo de pandemia que ha sido tan cruel, tan difícil, que se ha llevado tantas vidas que hubiéramos querido que se queden, que a todos nos duele la muerte y a todos nos duele perder seres queridos”.

El jefe de Estado estuvo acompañado por los ministros de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, y del Interior, Eduardo De Pedro, así como por la titular del Instituto Nacional de Servicios Sociales Para Jubilados y Pensionados (PAMI), Luana Volnovich,

Estuvieron presentes también los intendentes de Ensenada, Mario Seco; de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde; de Almirante Brown, Mario Cascallares; de Berazategui, Juan Mussi; de Escobar, Ariel Sujarchuk; y de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini.

También el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, y la presidenta del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz.