El Senador Michlig visitó la Escuela Albergue N° 6168, relevó necesidades y comprometió nuevas colaboraciones

El Senador Felipe Michlig, visitó la Escuela Albergue N° 6168 Paraje Costa del Salado, para acercar más juegos recreativos y relevar las necesidades del lejano establecimiento rural. En la oportunidad asumió el compromiso de llevar nuevos mobiliarios para el albergue y gestionar la ampliación de mayor infraestructura edilicia.

“Dicha escuela se ubica a 60 km de la localidad de Huanqueros, y a 100 kilómetros de la ciudad de San Cristóbal, sobre el margen del Río Salado, que separa los departamentos San Cristóbal de 9 de Julio. Siempre que podemos la visitamos y tratamos de colaborar para el bien de la comunidad educativa compuesta por 10 alumnos de primaria, 17 del secundario y 5 de nivel inicial, más 6 personas entre asistentes escolares y personal docente”, señaló el Senador.

El Senador Michlig estuvo acompañado por el Senador Suplente Edgardo Martino y el Pte. Comunal de Huanqueros Roque Ferreyra; quienes fueron recibidos por la directora Paola Ortiz, docentes, no docentes y alumnos del establecimiento rural.

Respuestas a distintas necesidades

El Senador indicó -luego del relevamiento de ayer- que “meses pasados donamos diversos juegos infantiles para una mini plaza de recreación y ahora agregaremos otra calesita”.

“Pero, atendiendo a que en esta escuela pernoctan varios alumnos en el curso de la semana escolar me comprometí -una vez recuperada la presencialidad- a donar 10 cuchetas y 20 colchones nuevos, un televisor y elementos de cocina”.

Solictud de Mejoras edilicias

Por otra parte, hoy presenté un Proyecto de Comunicación- para que el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Educación, ejecute obras de mejoras edilicias en la Escuela, para la construcción de un albergue para los alumnos que concurren a la misma, y una galería cerrada (SUM) para actividades recreativas y eventos escolares, atento que no cuentan con tales espacios”.

“Dicha escuela funciona de lunes a viernes, con el albergue, pero nunca se evalúo en sus inicios contener a los alumnos de la secundaria (Núcleo rural 2610), por lo cual los espacios físicos resultan insuficientes para contener a todos, utilizándose el comedor como salón de clases, lo que genera muchísimos inconvenientes operativos”.

El legislador explicó que también los directivos docentes le acercaron una nota en donde se pone de manifiesto que “no hay un espacio cubierto que permita realizar actividades recreativas o recreos, por lo que se pide el cerramiento de una galería para que, en días de lluvia o con temperaturas extremas, los chicos puedan tener un espacio recreativo y eventos escolares, ya que cuando existe mal tiempo no pueden salir de la escuela, la que no tiene la capacidad suficiente para atender todas las actividades y todo el personal”.