Se cree que fue obra del grupo supremacista blanco Patriot Front. La escultura había sido inaugurada el pasado 19 de junio con motivo del Juneteenth, la festividad que conmemora el fin de la esclavitud en Estados Unidos

La Policía de Nueva York abrió una investigación por un presunto delito de odio después de que la estatua en recuerdo al afroamericano George Floyd, que murió a manos de la Policía de Minneapolis, sufriera un acto vandálico poco después de su inauguración.

Las autoridades señalaron que la estatua apareció con varias pintadas realizadas con pintura negra en la cara y en la base. Además, en el soporte se puede leer ahora “PATRIOTFRONT.US”, escrito con pintura blanca, según informaciones de la cadena de televisión CNN.

La estatua había sido inaugurada por el hermano de Floyd el pasado 19 de junio con motivo del Juneteenth, una festividad que conmemora el fin de la esclavitud en el país norteamericano.

El Frente Patriota (Patriot Front) es un “grupo de odio supremacista blanco”, de acuerdo a la ONG Southern Poverty Law Center. La estatua, de casi dos metros de altura, se encuentra en la avenida Flatbush, en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Estaba previsto que fuera trasladada a Manhattan en julio.

La Policía indicó que está investigando a cuatro posibles sospechosos. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, calificó el acto como “racista, odioso y despreciable”, mientras que el gobernador del estado, Andrew Cuomo, pidió al grupo de trabajo sobre delito de odio de la Policía estatal que colabore en la investigación.

“Al grupo de neonazis que han hecho esto, quiero ser absolutamente claro: váyanse de nuestro estado”, dijo Cuomo.