La panelista de Los Ángeles de la Mañana aseguró estar cansada de recibir invitaciones de hombres que están comprometidos.


No tiene fin la guerra entre Wanda Nara y Maxi López por sus hijos, Valentino, Constantino y Benedicto. Cuando en la Argentina se celebraba el Día del Padre y el ex delantero de River Plate disparó contra su ex: “Aunque vos no me dejes verlos desde hace diez meses y te empeñes en cortar lazos. Siempre voy a estar ahí para ellos. Es algo que nunca vas a poder entender ni tener la capacidad nunca. Los extraño mis pollos, pero ustedes ya lo saben”, escribió en su cuenta de Instagram.

Luego de esta acusación, Wanda decidió iniciar acciones legales contra López a través de su abogada, Ana Rosenfeld. En la emisión de Los Ángeles de la Mañana (El Trece), el conductor Ángel de Brito dio detalles sobre este conflicto que incluye un embargo contra el jugador de fútbol por 600 mil euros. Es una deuda millonaria que se fue acumulando durante años por el incumplimiento de la cuota alimentaria que le corresponde a sus hijos.

“Los futbolistas tienen todos los tongos estudiados”, dijo la panelista Cinthia Fernández respecto al conflicto entre López y Nara. Su declaración fue noticia en Twitter y Ángel de Brito lo posteó a través de la red social. La “angelita” aprovechó para quejarse de algunos futbolistas que le mandan mensajes y lanzó una advertencia: “Lo peor de todo… La cantidad de jugadores que me mandan mensajes privado no tiene nombre. De acá, de afuera, solteros y obvio, su especialidad, casados en trampa. Vayan borrando los mensajes chicos, que si me agarran loca los muestro”.

La advertencia de Cinthia Fernández

Fernández se siente identificada con Nara porque también ha tenido varios conflictos con Matías Defederico, su ex pareja y padre de sus hijas Charis, Bella y Francesca. En el ciclo de El Trece, la panelista reveló que Martín Baclini, su ex novio, se suele comportar mejor con las nenas “y es más padre” que el propio futbolista.

El enojo de la bailarina se desencadenó luego de que le pidiera a Defederico si podía llevar a sus hijas al colegio a la mañana, ya que se le complicaban los horarios para llegar a tiempo a su trabajo. Él le respondió que no podía y más tarde vio un video en redes sociales de Matías, en un restaurante cenando con amigos.

“Me dijo que no podía llevar a las nenas al colegio. ¿Yo no sé qué persona no puede a las siete y media de la mañana? No sé lo que tiene que hacer, si sacarse sangre, vacunarse, no sé”, comenzó a relatar enojada. El conductor Ángel de Brito destacó que “lamentablemente Defederico no tiene trabajo”, insinuando que no tendría que tener problema en buscar a las chicas.

“Cuando me mandó ‘no puedo’ a la noche, me dio por las pelotas. Me parece una falta de respeto para mis hijas. Hoy ya le cancelé todo. Porque le sobra el tiempo… Es un cínico. Yo hago malabares”, dijo Fernández, muy enojada por el comportamiento de Matías con las tres pequeñas.