La nena de cinco años es intensamente buscada desde hace 11 días. Fue vista por última vez jugando con su primita en la vereda de la casa de su tía.

La Policía de San Luis allana las casas de los papás de Guadalupe Lucero, la nena que buscan hace 11 días. Es el tercer procedimiento que se hace en la vivienda del papá de la menor -Eric-, ubicado en el barrio 208.

El domicilio está ubicado a tres cuadras del lugar donde desapareció su hija. Los efectivos también están en la casa de Yamila Cialone, la mamá, en el barrio 544 Viviendas, y en una tercera ubicada en la misma cuadra.

Por la mañana también hubo un operativo en la zona del dique La Florida, en las afueras de la capital provincial. Sin embargo, los rastrillajes, tanto por tierra como por agua, dieron resultados negativos. “No se ha podido encontrar ningún elemento de interés para la causa”, informó el jefe de Relaciones Policiales, Lucas Chacón.

Por la mañana también hubo un operativo en la zona del dique La Florida, en las afueras de la capital provincial. Sin embargo, los rastrillajes, tanto por tierra como por agua, dieron resultados negativos. “No se ha podido encontrar ningún elemento de interés para la causa”, informó el jefe de Relaciones Policiales, Lucas Chacón.

Guadalupe, de cinco años, desapareció el lunes 14 cuando había ido con su mamá a la celebración de cumpleaños de una prima de Yamila. Estaba jugando en la puerta y nunca más la volvieron a ver.

Desde ese entonces se sucedieron los rastrillajes y los operativos de búsqueda, primero por parte de la Policía de San Luis y luego de otras fuerzas de seguridad que se sumaron a los procedimientos.