El abogado de la familia de la nena desaparecida confirmó que recibieron mensajes extorsivos y anticipó que harán una demanda para que otro juzgado investigue el caso.

Guada no está”. Esas tres palabras, pronunciadas hace dos semanas cerca de las 20 por una prima de Guadalupe Lucero, fueron el inicio del calvario de una familia que, después de numerosos rastrillajes, allanamientos y mega operativos de búsqueda, todavía espera alguna pista firme para encontrar a la nena de cinco años que sigue desaparecida en San Luis.

Mientras los investigadores volvieron a poner el foco sobre la denominada “zona cero”, cercana al lugar donde Guadalupe fue vista por última vez, los padres de la menor encabezaron anoche una marcha para exigir su aparición con vida y Héctor Zavala Agüero, su abogado, consideró que la investigación debe pasar al fuero Federal.

El letrado anticipó en las últimas horas que pedirá a la Justicia Federal que intervenga en la causa por la búsqueda de la nena, desaparecida hace 14 días, a raíz de mensajes extorsivos recibidos por Eric Lucero en los que le pidieron “dinero a cambio de la niña”.

Zavala Agüero sostuvo que estos mensajes “configuran el delito de secuestro extorsivo, una figura que debe investigar la Justicia Federal”. Por su parte, Lucero precisó que le pidieron “70 mil pesos a cambio” de su hija y manifestó que el domingo acercaron “a la justicia federal las pruebas del intento de extorsión”.

Interpol emitió el alerta amarilla por Guadalupe.

A dos semanas de su desaparición, el vocero de la Policía de la Provincia, Lucas Chacón, aseguró que continúan “buscando con vida” a la menor y anunció la ampliación de los rastrillajes para dar con ella en San Luis. “Se cumplen 14 días hoy y el corazón no te da más, la cabeza no te da más”, se lamentó ayer más temprano el papá de Guadalupe en TN.

Hasta el momento son 154 los allanamientos que se han practicado para obtener indicios de le nena desaparecida y 290 los sectores rastrillados, que incluyen los diques Chico, Cruz de Piedra, Potrero de los Funes y La Florida, mientras que la madre y el padre de la nena desaparecida se han presentado varias veces a la justicia para ampliar sus declaraciones.

Una tía de Guadalupe advirtió que la persona que la tenga podría haberle cortado el pelo para despistar.

Por otra parte y según informaron medios de Santiago del Estero, una delegación de la División Trata de Personas de la Policía Federal Argentina investiga el testimonio de la propietaria de una tienda de ropa de Colonia Dora, departamento Avellaneda, quien cree que Guadalupe Belén Lucero estuvo en su negocio junto a un hombre mayor de edad.

La vendedora hizo una exposición en la Seccional N°42, en la que relató que el jueves habría atendido el jueves a un hombre y una nena, que compraron un par de zapatillas para la menor. La mujer, luego de observar la imagen de Guadalupe en televisión, notó ciertas similitudes con la chica que estuvo en su local.