Esta mañana se llevó a cabo la limpieza y el mantenimiento de la histórica araña del Teatro Colón -construida en Europa a fines del siglo XIX y con un peso de 1.300 kilos- con vistas al demorado lanzamiento de la temporada 2021 que el próximo viernes será con un concierto de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires bajo la batuta del maestro Enrique Arturo Diemecke.

El artefacto lumínico construido por los hermanos Esteban y Luis Azaretto tiene dos partes: una fija -amurada al techo- de siete metros y medio de diámetro y otra desplazable, de cinco metros y medio de diámetro y casi cuatro de alto, que constituye su plafón central.

El operativo de limpieza demandó el trabajo de más de 25 personas para que la araña descendiera 30 metros hasta el nivel de la platea para lograr su limpieza, mantenimiento y esencialmente el recambio de las 552 lámparas que posee repartidas en 12 tulipas.

Un comunicado del máximo coliseo argentino detalló que “el proceso incluyó también el retiro de todas las lámparas, la delicada limpieza de las tulipas y de las partes metálicas con la utilización de paños especiales, la colocación de todas lámparas nuevas y las reparaciones pertinentes”.

Desde la restauración del Teatro, concluida en el año 2010, se modernizó el sistema de descenso e izado de la araña y se repusieron faltantes con nuevas piezas reconstruidas artesanalmente por Juan Carlos Pallarols.

También se mantuvo el corredor sobre la cúpula que permite ubicar allí a coreutas y músicos y generar voces y sonidos celestiales en las representaciones que busquen ese efecto.

Al finalizar la jornada de más de seis horas de trabajo, se realizó la prueba de encendido, apagado, enfriado y vuelta a encender, para verificar que todo esté en orden antes del ascenso final que demanda unos 40 minutos.

María Victoria Alcaraz, directora del Colón, consideró que “hoy para nosotros es un día de celebración porque también estamos preparando el teatro y la sala para la segunda reapertura con conciertos, ópera y ballet que durante el mes de julio vamos a realizar con los cuerpos estables del Teatro”.

Por su parte, el ministro de Cultura porteño, Enrique Avogadro, expresó: “La vuelta del Teatro Colón es uno de los regresos más esperados. El sector cultural viene demostrando un gran compromiso con los protocolos y cuidados sanitarios necesarios para cuidarnos mientras seguimos transitando esta pandemia. Con una programación artística de calidad, como nos tiene acostumbrado el Colón, volvemos a vivir cultura en la Ciudad”.