El intendente estuvo en la parroquia de San Agustín para comunicarle el inminente comienzo de obras integrales por $ 340 millones para cuatro barrios. Ampliación de agua potable, saneamiento de desagües, pavimento, cordón cuneta, iluminación, son algunos de los trabajos proyectados en ese sector urbano.


El intendente Emilio Jatón estuvo esta mañana en la parroquia del barrio San Agustín donde conversó con el sacerdote Axel Arguinchona, sobre la obra de integración social y urbana que comenzará próximamente en los barrios San Agustín, Yapeyú, La Ranita y Loyola Norte.

Estas obras tienen una inversión aproximada de 340 millones de pesos -a valores actualizados- e incluyen la ampliación de red de distribución de agua potable, tareas de escurrimiento pluvial, ejecución de pozos absorbentes, iluminación, pavimento, obras de mejorado y cordón cuneta en las principales arterias de conexión con el resto de la trama urbana. También el mejoramiento del espacio público del bulevar 12 de Octubre, así como trabajos tendientes a completar tanto los servicios básicos en la zona. Paralelamente, se avanza con la regularización dominial de lotes municipales para garantizar la tenencia segura a los ciudadanos que habitan en el sector.

Del encuentro participó también la titular de la Agencia de Hábitat municipal, Paola Pallero, quien explicó: “Vinimos junto al intendente a contarle al padre Axel esta gran noticia del pronto inicio de las obras de este proyecto integral. Se trata de un plan consensuado con los vecinos, organizaciones y referentes barriales de la Red de instituciones, en el marco del Plan Integrar”.

“Será una transformación integral, y no obras puntuales, para estos cuatro barrios”, aportó Pallero. Los trabajos cuentan con financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), a través del Ministerio de Desarrollo Territorial de Hábitat de la Nación, y con la conformidad del gobierno provincial.

Tras la reunión, el padre Axel remarcó: “El intendente Emilio Jatón vino a traernos buenas noticias, que nos ayudan a salir adelante con esta comunidad barrial. Todas las obras que se van a llevarán adelante, nos van a ayudar a tener una mejor calidad de vida, a seguir teniendo esperanza”.

El sacerdote indicó que esta zona de Santa Fe fue “muy postergada durante muchísimo tiempo; entonces de pronto que podamos tener estas caricias para seguir adelante, nos ayuda, y no solamente a las instituciones, sino a las familias que tienen que remarla con muchísimas dificultades”.

El párroco remarcó que todo lo que sea obras de infraestructura (iluminación, desagüe) “cuánto bien nos hace, porque hay veces que la gente no tiene idea lo que significa transitar por calles en mal estado, que nos falte iluminación o tener acceso a una línea de colectivo que vaya por dentro del barrio. Son mejoras muy grandes y muy necesarias desde hace muchísimos años”.

Integrales

“Es la primera vez que la Municipalidad viene a estos barrios que son los que presentan los mayores índices de vulnerabilidad. Además son obras integrales, que se completarán después con el programa nacional Argentina Hace, que ya está licitado en Yapeyú Oeste y abarcaría a todo este sector. Para los vecinos y vecinas es una transformación radical de sus vidas porque es darle dignidad a cada uno”, amplió la titular de Hábitat.