Este viernes se consolidó la caída de la hacienda vacuna, especialmente en las categorías destinadas a la exportación. Sucede pese a que la oferta de animales se mantiene en niveles escasos, porque “el consumo está frenado”.

Los precios de la hacienda vacuna continúan en picada en en el mercado de Liniers, especialmente los de la categoría vaca, que este viernes registraron un mínimo corriente de $60. Ese valor retrocedió más de un 30% desde que se cerraron las exportaciones de carne, cuando cotizó a un valor mínimo corriente de $90 para la vaca conserva).

El mercado ganadero no logra recuperarse: la demanda trabajó con tranquilidad y la plaza perdió terreno nuevamente. En comparación con una semana atrás, las haciendas regulares perdieron por lo menos $10 en los distintos renglones de todas las categorías.

Este viernes ingresaron 7034 animales en 199 camiones para ser vendidos en la última jornada comercial de la semana, que se destacó nuevamente por un ingreso muy escaso.

Para las categorías ligadas al consumo interno, apenas se tocaron algunos valores destacados por dos lotes puntuales livianos especiales de feedlot: $208 para hembras y $210 para machos. En tanto, el promedio del novillo se acercó a los $160, y por dos conjuntos tocó los $180.

La entrada semanal apenas superó las 22.098 cabezas: según fuentes del abasto, “los mostradores están frenados” y el exceso de novillo y vaca que se vuelca al consumo sobrepasaron las posibilidades de la demanda en carnicerías y góndolas de supermercados.