Una espesa humareda cubre la costa del mar Negro mientras arde la mayor refinería de crudo de Rumania. La avería ha dejado varias víctimas, una de ellas mortal.

Una explosión seguida de un gran incendio ha tenido lugar en la refinería de petróleo Petromidia, la más grande de Rumania.

La estela de grueso humo negro es visible desde las playas cercanas e incluso desde la ciudad de Constanza, situada a 25 kilómetros.

Al menos una persona ha fallecido y otras cinco han resultado heridas en la explosión, cuyas causas están siendo investigadas, informan medios locales.

Las autoridades han advertido a las personas en la zona que permanezcan en sus casas. Pese a las recomendaciones, son muchos los turistas que están en las playas, fotografiándose frente al pasaje apocalíptico.