17.8 C
Santa Fe
viernes 30 de julio de 2021

La amenaza del huracán Elsa complica las tareas de rescate en Miami

Foto: Infobae

Te puede interesar

La tormenta pueda afectar no sólo a las labores de búsqueda, sino también a la integridad estructural de los restos del Champlain Towers South. Aún hay 126 desaparecidos bajo los escombros

Un huracán se formó en el Océano Atlántico el viernes, aumentando la ansiedad de los funcionarios de Florida y los equipos de rescate que supervisan los esfuerzos para encontrar víctimas entre los restos inestables del edificio de condominios Champlain Towers South.

El huracán Elsa, el primero de la temporada en el Atlántico, se formó a unas 600 millas (965 km) del este de la República Dominicana y tuvo vientos máximos sostenidos de 138 kph. Aunque la trayectoria puede cambiar, el Centro Nacional de Huracanes espera actualmente que la tormenta pase cerca del sur de Florida a principios de la semana que viene, quizás después de debilitarse hasta convertirse en tormenta tropical.

Se espera que la amenaza de mal tiempo complique las labores de rescate en el lugar del derrumbe justo cuando las autoridades dicen haber avanzado en la búsqueda de los cuerpos de algunos residentes desaparecidos.

El viernes por la noche, la ciudad de North Miami Beach ordenó la evacuación inmediata de un edificio de condominios de 10 plantas situado al norte del derrumbe de Surfside, después de que las autoridades dijeran que el edificio se consideraba “inseguro desde el punto de vista estructural y eléctrico” en medio de una revisión urgente de la ciudad.

A primera hora del viernes, las autoridades anunciaron que se habían extraído otros cuatro cuerpos de los escombros, lo que elevaba a 22 el número de víctimas mortales. Una de las víctimas era la hija de 7 años de un bombero de la ciudad de Miami.

Hay 126 personas en paradero desconocido, unas 20 menos de las que las autoridades temían el día anterior. La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dijo que algunas personas que figuraban como no localizadas habían sido encontradas viviendo con amigos o familiares.

El número de personas contabilizadas ha aumentado, lo que por supuesto es una buena noticia”, dijo Levine Cava. “En algunos casos, en los que habíamos recibido originalmente un informe de una persona potencialmente desaparecida, ese informe se marcó como una sola persona, pero cuando los detectives pudieron llegar y verificaron la seguridad de la persona en cuestión, descubrimos que había varios miembros de la familia que pueden ser contabilizados… y los marcamos como seguros”.

Pero el raro momento de buenas noticias quedó en gran medida eclipsado por el creciente temor de las autoridades a cómo el clima podría afectar a los equipos de rescate más adelante en el fin de semana.

Las autoridades dijeron que se están preparando para que la tormenta pueda afectar no sólo a las labores de búsqueda y rescate, sino también a la integridad estructural de los restos del edificio Champlain Towers South. Los ingenieros han expresado su alarma por la estabilidad de la sección del edificio de 12 plantas que no se derrumbó el 24 de junio.

El jueves, las autoridades suspendieron las labores de rescate durante unas 15 horas ante la preocupación de que el resto de la estructura pudiera derrumbarse. El viernes por la noche, Levine Cava dijo que había firmado una orden para demoler la parte restante del edificio, a pesar del dolor que causará a los residentes y a las familias de los desaparecidos.

“Eso va a llevar tiempo, probablemente semanas”, dijo, y añadió que “no podemos actuar para demoler rápidamente este edificio” porque los ingenieros necesitan tiempo para averiguar cómo retirar la torre de forma segura.

“No puede ser antes de esta tormenta. Sin embargo, es temporada de tormentas, sabemos que el edificio es inestable y vamos a seguir adelante con la demolición”, dijo Levine Cava.

Cuando se derribe el edificio, Levine Cava dijo que las autoridades tratarán de llevar a cabo la demolición de manera que no “comprometa” la búsqueda de víctimas.

En North Miami Beach, las autoridades dijeron que habían evacuado un condominio por exceso de precaución.

“Es simplemente lo que hay que hacer en estos momentos”, dijo el administrador de la ciudad, Arthur Sorey III, mientras la gente salía del edificio, que está a unos 20 minutos en coche de Champlain Towers South.

Crestview Towers -un edificio de 10 plantas y 156 unidades construido en 1972- es la primera torre que hace saltar las alarmas después de que el mortal derrumbe de Surfside llevara a North Miami Beach a poner en marcha una revisión de todos los edificios de condominios de más de cinco plantas, comprobando su seguridad y el cumplimiento del proceso local de recertificación de 40 años. Mientras el sol caía el viernes, los residentes del edificio seguían saliendo, sacando equipaje, metiendo almohadas y bicicletas en los maleteros de sus coches, mientras los floridanos se preparaban para la posible llegada de Elsa.

Las autoridades dijeron que el edificio, que alberga a residentes de ingresos medios y bajos, fue cerrado por “abundancia de precaución” mientras se realiza una evaluación completa. Los funcionarios descubrieron que Crestview Towers no había obtenido su recertificación de 40 y 50 años, dijo el administrador de la ciudad, y las autoridades sólo recibieron un informe preocupante de enero el viernes por la tarde.Las autoridades de Florida también están elaborando planes de contingencia para mantener a los primeros intervinientes en el lugar de los hechos durante las condiciones tropicales y para redistribuir los equipos de búsqueda y rescate a otras partes del estado si son necesarios.

“Arriba, los vecinos están llorando”, dijo Karina Sobrino, de 45 años, que posee dos unidades en el edificio y ayudó a su madre de 70 años a evacuar. “Porque muchos de ellos no tienen familia. Las autoridades de Florida están elaborando planes de contingencia para mantener a los equipos de primera intervención en el lugar de los hechos durante las condiciones tropicales y para redistribuir los equipos de búsqueda y rescate a otras partes del estado si son necesarios.

“Las condiciones son peligrosas y traicioneras para empezar, pero intentar seguir haciéndolo con vientos fuertes y lluvias torrenciales me hace pensar que sería imposible”, dijo el viernes Joe DiPompeo, presidente del Instituto de Ingeniería Estructural de la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles.

El ex administrador de la FEMA, Craig Fugate, que no está involucrado en el rescate, dijo que lo más probable es que las autoridades planeen el cese de las operaciones en el último momento posible, pero con tiempo suficiente para asegurar las tiendas de campaña y la estructura temporal.

Fugate dijo que los funcionarios de Surfside estarán preocupados por los vientos de alta velocidad que recogen los escombros y la lluvia que inunda el sitio ya saturado. El polvo y los fragmentos podrían flotar hasta las partes bajas del lugar ya despejadas por los equipos de rescate, lo que dificultaría el progreso para encontrar a las víctimas.

“Las zonas que pueden haber zanjado y en las que están trabajando podrían llenarse no sólo de agua sino de más escombros”, dijo Fugate.

Una de las “mayores preocupaciones”, añadió Fugate, podría ser dónde albergar de forma segura a los cientos de trabajadores que forman parte de la respuesta al derrumbe, especialmente si hay residentes que se están evacuando a hoteles cercanos. Este fin de semana, algunos de los primeros intervinientes se alojarán en un crucero de Royal Caribbean atracado en Port Miami.

Para prepararse para la tormenta, el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, ha ordenado a la división de gestión de emergencias de Florida que se prepare para un posible estado de emergencia. DeSantis dijo que Florida está tomando equipos de rescate adicionales de Virginia, Indiana, Ohio, Pensilvania y Nueva Jersey para ayudar a los primeros en responder que han estado trabajando sin parar desde que el edificio se derrumbó.

Las cuadrillas frescas, agregó DeSantis, también podrían utilizarse para liberar recursos en caso de que las cuadrillas con sede en Florida necesiten regresar a casa para prepararse para la tormenta.

“Para las tormentas de viento, haremos un seguimiento, y tendremos que ver la dirección de la tormenta y cómo se acerca”, dijo el jefe de bomberos del condado de Miami-Dade, Alan Cominsky.

El huracán Elsa, que sorprendió a los pronosticadores al fortalecerse más rápido de lo esperado, ya estaba causando daños el viernes en Barbados y partes de las Antillas Menores. El Centro pronostica que su próxima trayectoria será cerca de la República Dominicana, Jamaica y Cuba.

La previsión del Centro Nacional de Huracanes sitúa a Elsa en las proximidades de la península de Florida el martes como tormenta tropical con vientos de 65 mph. Pero subraya que la “incertidumbre del pronóstico sigue siendo mayor de lo habitual” porque la tormenta podría debilitarse sobre Cuba o alejarse de la costa.

Hasta que no conozcan con certeza la trayectoria de la tormenta, las autoridades de Miami-Dade prometieron que trabajarán durante todo el fin de semana para tratar de encontrar más víctimas.PlayMargarita Castro, miembro del equipo de búsqueda y rescate / Bombero de Miami Dade

Según DeSantis y Cominsky, la niña de 7 años cuyo cuerpo fue descubierto a última hora del jueves era la hija de un bombero de Miami, que pidió no ser identificado. Cominsky dijo el viernes que el padre fue notificado después de que un equipo de rescate recuperara su cuerpo de entre los escombros. WPLG, la filial de ABC en Miami, informó que el bombero cubrió a su hija con su chaqueta y colocó una pequeña bandera de Estados Unidos en la camilla.

“Cada víctima que retiramos es difícil”, dijo Cominsky. “Y anoche lo fue aún más, cuando trasladamos a la hija de un compañero bombero”.

[comentarios]

Últimas noticias