Juan Ángel Romero tiene 9 años y está desaparecido desde el sábado. Todo el pueblo de Pirané, Formosa lo busca y su mamá advirtió que tiene epilepsia.

La familia de Juan Ángel Romero está desesperada. Desde el sábado no saben nada del chiquito de 9 años. Según lo que se sabe, ese día estaba jugando en lo de un vecino y nunca regresó a su casa.

La gente de Pirané, Formosa, colabora con la Policía, Gendarmería Nacional, Bomberos y Policía Montada en los rastrillajes. Mientras tanto, Missing Children difundió su foto y su mamá, quién realizó la denuncia el mismo sábado, pide la activación de la “alerta Sofía”.

Mientras el país se encuentra en vilo por la aparición con vida de Guadalupe Lucero, la nena de 5 años que desapareció en San Luis, ahora se suma también el caso de Juan Ángel Romero. El chiquito de 9 años de edad está desaparecido desde el día sábado cuando no volvió de jugar en la casa de un vecino. Desde entonces, se han realizado diversos rastrillajes en el pueblo donde viven, pero, hasta el momento, sin éxito.

“Se encontraron ropas y zapatillas en los distintos rastrillajes, pero ninguna pertenece a Juan Ángel. Es como que se lo hubiera tragado la tierra, no se sabe nada. Es increíble que no lo hayan visto, teniendo en cuenta que Pirané es chico y nos conocemos todos”, dijo Mónica, amiga de la familia, a una radio local.

Por su parte, Missing Children ya difundió la foto del menor y desde la gobernación de Pirané se le solicitó al Ministerio de Seguridad de la Nación que active la “alerta Sofía” como se hizo en el caso Guadalupe.

Otro de los rastrillajes donde buscan dar con Juan Ángel, el chico desaparecido

La familia, además, confirmó que el nene padece epilepsia por lo que su medicación es fundamental. Se sabe que Juan Ángel tiene ataques a diario, por lo que tiene que tomar tres veces al día su pastilla. Esto hace que la situación se agrave con el pasar de las horas.

La localidad de Pirané se encuentra en el sureste de Formosa, a un poco más de 100 kilómetros de la capital. Con apenas 20 mil habitantes (datos del último censo) es la tercera ciudad más grande de la provincia. Sin embargo, por las restricciones impuestas por el gobernador, Gildo Insfrán, las dos salidas principales de Pirané se encuentran cerradas.