Fue en “La Resistencia”, programa que se emite en la medianoche de #0 Movistar, desde Madrid España.


Invitado por David Broncano, un joven humorista que causa furor en la “madre patria”, Mauro Ezequiel Lombardo, “Duki”, llegó al Teatro Alrequin, en la mítica avenida madrileña de la “Gran Vía” y abrió la entrevista obsequiandolé al conductor el Martín Fierro, de José Hernandez, “…son las historias historias de un gaucho que está escrito en sixtinas y décimas”.


La afición de La Resistencia cruza una amplia gama etárea pero se consolida en el publico adolescente y jóvenes de entre 16 y 30 años.


La entrevista, de 20 minutos, alcanzó en 24 horas el millón de vistas, en YouTube.


La empatía, entre el trapero y el conductor, fue instántanea y obtuvo momentos de altisima vertiginosidad con chistes que congenían chispa con profundidad.


Duki, cerró la nota con lo que se llama “estilo libre”. La presencia del Martín Fierro que cerró con un freestyle, portente, fue un puente entre aquellos payadores criollos de principios del siglo pasado y este estilo musical-poético del cemento hoy, como lo fue la llanura, ayer.


Millones de jóvenes españoles, quizas puedan comprender lo que aqui se les es negado, como virtud, a los traperos. Su estilo tiene raices ancestrales que se cruzan, también, con el sufrido canto de la baguala.

Padres atento a los que sus hijos pueden enseñarles. A no subestimar.